Subscribite a nuestro newslatter

En el marco de Un sol para los chicos y junto a UNICEF, ELA organizó una nueva edición de la acción en la que chicos, chicas y adolecentes intentar hacer visible el derecho al cuidado.

(Buenos Aires, 15 de agosto de 2017) – “¿Quién me cuida mientras mi mamá cuida a otr@ chic@?” “Mis 2 papás no tienen los mismos derecho que 1 papá y 1 mamá” “Necesitamos más licencias para que los papás también nos puedan cuidar”. Estas fueron algunas de las consignas que se leyeron en los carteles llevados por chicos y chicas durante la acción Cuidado, chic@s suelt@s que ELA junto a UNICEF llevó a cabo el sábado en el marco del programa Un sol para los chicos realizado por primera vez este año en Tecnópolis.

Alrededor de 20 chicos y chicas de entre 5 y 16 años participaron de esta actividad cuyo principal objetivo es hacer visible el derecho de todas las personas a recibir y brindar al cuidado, así como sus distintas dimensiones y los múltiples actores involucrados.

Cerca del mediodía, el grupo se reunió en unos de los espacios techados de Tecnópolis. Allí se pusieron remeras con el nombre de la actividad y se dedicaron a pintar los carteles con los diversos reclamos. Un móvil del canal se acercó para saber qué era lo que estaba sucediendo, aunque una de las chicas le informó que era una sorpresa y que no podían adelantar mucho.

La actividad en si misma se desarrolló en el exterior, en las calles del predio por donde el grupo caminó haciendo ruido y al grito de “¡Cuidado! ¡Chicos sueltos!”. Llevaron en alto los carteles, repartieron folletos con información sobre la actividad y el derecho al cuidado a las personas que, curiosas, se detuvieron a observarles. Una vez más el móvil de Canal 13 se acercó para cubrir lo que estaba sucediendo.

Luego de finalizada la acción, Natalia Gherardi, directora ejecutiva de ELA y Carolina Aulicino, Oficial de Política Social de UNICEF, se dirigieron junto a 3 integrantes del grupo al estudio de Un sol. Allí, en una breve entrevista con Iván de Pineda, pudieron contar el objetivo de la actividad.

“El cuidado son todas aquellas tareas que las familias, en sus múltiples conformaciones, realizan cotidianamente” explicó Gherardi y detalló: “Sin embargo, aunque realizarlas insume mucho tiempo, cuando la realizan quienes integran ese hogar no es considerado como un trabajo”. En este sentido, Kiara, una de las adolescentes que participó de la acción agregó: “Uno de los temas es que esas tareas en general son realizadas por madres, abuelas, tías”. Finalmente, Aulicino hizó hincapié en el régimen de licencias que en la actualidad es heterógeneo y parcial y señaló que, más allá de los géneros, “necesitamos más licencias para que todas las personas puedan cuidar”.


Volver