Subscribite a nuestro newslatter

Respuestas interesantes frente al incumplimiento de decisiones judiciales
La justicia de Chubut decidió ampliar el perímetro de una prohibición de acercamiento bajo apercibimiento de que sea incrementada a más de 200 km.

(Buenos Aires, 13 de octubre de 2017).- El pasado 19 de septiembre, el Juzgado de Primera Instancia de Familia de Rawson resolvió respecto del reiterado incumplimiento de una prohibición de acercamiento en el marco de la causa “L. s/ Violencia familiar”.

Frente a una situación de violencia machista, se decretó la exclusión del hogar del agresor y la prohibición de acercamiento “a la vivienda, a la denunciante y a sus hijos”. Posteriormente, ante reiteradas violaciones a la medida decretada, se decidió ampliar la prohibición de acercamiento a la madre del agresor y se ordenó a la autoridad policial que realice “rondines diarios”.

Aún así, el agresor incumplió nuevamente la orden y, dada “la escalada de violencia”, el juez Martín Benedicto Alesi resolvió que debía “modificarse el perímetro de acercamiento, ampliándolo a 1 km. de la vivienda (…) bajo apercibimiento en caso de incurrir en una nueva desobediencia, de incrementar automáticamente el radio a más de 200 km. de Rawson en carácter de medida cautelar, y ordenar sin más trámite a la Policía su arresto inmediato y traslado urgente a la zona limítrofe con Río Negro, para dejarlo en libertad en el puesto caminero de Gendarmería Nacional ubicado en el paraje Arroyo Verde de esa Provincia; o bien en las localidades de Los Altares o Garayalde, de la Provincia del Chubut”.

Para así decidir, el mencionado juez sostuvo que el “apercibimiento de deportación, por plazo determinado, tiene por objeto concretar la efectividad de la protección de la víctima, siendo una reacción proporcionada frente al enorme desprecio a la autoridad del Poder Judicial que el agresor demuestra con su desobediencia, y al riesgo cierto de la mujer de sufrir un nuevo episodio de violencia grave, con efectos irreparables”.

Seguidamente, señala que se trata de una medida conminatoria cuya noción “se encuentra presente en la misma Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, al establecer en su art. 7° el deber del Estado de adoptar ´medidas jurídicas para conminar´ al agresor a abstenerse ´de hostigar, intimidar, amenazar, dañar o poner en peligro la vida de la mujer de cualquier forma que atente contra su integridad o perjudique su propiedad´ (inc. d)”.

Por último, resalta que “el acoso, la desobediencia a la restricción, son parte de la estrategia del acechador para impedir la vida normal de la mujer. Son señales que anticipan el horror, situaciones previas a un delito más grave, que no pueden ignorarse”.

 

Descargas

  • Expte. N° 415/2017 - “L. s/ Violencia familiar” – JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA DE RAWSON (Chubut) – 19/09/2017 (Sentencia firme)

     
Ampliar

Volver