Subscribite a nuestro newslatter

Las campañas electorales incorporan solo algunas demandas de los movimientos de mujeres y se focalizan en la violencia de género

Al cumplirse un año de la celebración del masivo paro internacional de mujeres, desde ELA presentamos un análisis de las propuestas realizadas en el marco de las elecciones nacionales, por parte de candidatos y candidatas de la Ciudad Autónoma y la provincia de Buenos Aires desde la perspectiva de género. Cuáles son los temas presentes y cuáles los reclamos que siguen siendo un gran pendiente.

(Buenos Aires, 20 de octubre de 2017) A partir de las masivas movilizaciones organizadas por los movimientos de mujeres en 2015 y 2016 los reclamos por los derechos de las mujeres se instalaron en la agenda pública y política. Al cumplirse un año del primer Paro Internacional de Mujeres, y a pocos días de las elecciones nacionales para cargos legislativos en el Congreso Nacional, nos preguntamos ¿cuál ha sido el impacto de la agenda por la igualdad de género en la campaña electoral? Los partidos políticos ¿se hicieron eco de estos reclamos? ¿Cuáles son las medidas que proponen para garantizar que las mujeres vivan sus vidas plenas y libres de violencias?

Para realizar el análisis se consideraron las plataformas electorales, las páginas web y los spots de las agrupaciones que se presentarán a las elecciones legislativas, incluyendo candidatos y candidatas por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires. También se incluyó en nuestro análisis el debate que televisado en el programa A dos voces, protagonizado por quienes encabezan las listas de las candidaturas por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Como en nuestros monitoreos anteriores, los ejes analizados fueron: violencias contra las mujeres, derechos sexuales y reproductivos, participación social y política, trabajo productivo, reproductivo y políticas de cuidado y acceso a la justicia.

La conclusión de nuestro relevamiento es que de un modo parcial, la agenda de género, en particular la preocupación por la violencia de género en su forma más extrema, los femicidios, han ingresado a la agenda electoral. Sin embargo, la presencia de propuestas y medidas concretas es dispar entre las fuerzas políticas.

Análisis por ejes temáticos y por candidaturas

En términos generales, los dos ejes que han estado presentes en las propuestas de todas las listas son el acceso a la justicia y la necesidad de abordar la violencia contra las mujeres. Los otros ejes, derechos sexuales y reproductivos, participación social, política y trabajo productivo, reproductivo y políticas de cuidado están menos presentes en las plataformas y en los discursos de campaña.

Un aspecto positivo es que en varias listas se incorporan demandas del movimiento de mujeres en los 5 ejes analizados. Este es el caso de Unidad Ciudadana, FIT y 1Pais. Cambiemos es la fuerza política que menos recoge la agenda de género, con apenas alguna mención a la prevención de embarazo no intencional en la adolescencia en el eje de derechos sexuales y reproductivos. Mientras tanto, se verifica la ausencia de los temas ligados a la participación social y política y el trabajo productivo, reproductivo y políticas de cuidado. En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la lista Evolución también ha incorporado la agenda de género en todos los ejes.

Presencia de la agenda de género en candidaturas por Buenos Aires y CABA

 

Fuente: elaboración propia

 

En lo que respecta a derechos sexuales y reproductivos, el enfásis está puesto sobre el acceso al aborto. El candidato de Cambiemos Esteban Bullrich expresó claramente su rechazo al aborto legal, seguro y gratuito en julio del 2017. El candidato a senador de Cambiemos por la Provincia de Buenos Aires defendió su postura contra el aborto legal con una confusa justificación apelando el lema de la lucha de “Ni una menos” contra la violencia de género. El candidato expresó "#NiUnaMenos también es si hay una beba adentro, la estás matando". La respuesta por parte del movimiento de mujeres no se hizo esperar desde las redes sociales, en la que se aclaró el verdadero sentido del movimiento ni una menos y sus reivindicaciones.

En el espacio de Unidad Ciudadana, es conocida la postura de Cristina Fernández de Kirchner en los últimos años respecto de que ella en lo personal no está a favor de la legalización del aborto. En entrevistas recientes, ella afirmó que “Es imposible discutirlo en un ámbito parlamentario si la sociedad no lo ha procesado (…) “Yo siento que todavía el proceso sería violento y de enfrentamiento, por ahí estoy equivocada, pero es mi percepción” (Entrevista con Víctor Hugo Morales para Radio AM 750). Sin embargo, varios de los candidatos y candidatas que integran la lista se han pronunciado a favor de la despenalización del aborto, entre ellos Taiana, Vallejos y Macha y Filmus y Cerruti en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En la lista que encabeza Randazzo habría también posiciones divergentes. Si bien Randazzo ha afirmado numerosas veces que es necesario dar el debate, su candidato Eduardo Bucca se ha pronunciado en contra del aborto y “a favor de la vida desde la concepción”.

Massa ha sostenido una posición similar a la de Cristina Fernández de Kirchner y Randazzo, afirmando que “la Argentina tiene que dar un debate honesto y transparente sobre el aborto”, pero respetando “la posición individual de cada uno”. Si bien Tombolini en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires no se ha pronunciado al respecto, sí se conoce la posición de Vivanco a favor del aborto legal, seguro y gratuito.

También en la Ciudad, la lista Evolución que lidera Martin Lousteau se ha declarado a favor de la despenalización del aborto, de su tratamiento parlamentario y de su abordaje como un problema de salud pública.

El FIT es la única lista que además de haber defendido abiertamente el aborto, ha realizado spots de campaña específicos que lo demandan.

 


Notas relacionadas


Volver