Subscribite a nuestro newslatter

Campañas contra la violencia que causan polémica (e impacto)
Con motivo del 25 de noviembre, el Municipio de Pilar lanzó una campaña para derribar mitos en relación con la violencia contra las mujeres. Los carteles en vía pública generaron polémica y fueron removidos. ¿Cómo cubrieron los diarios la reacción ante la campaña?

(Buenos Aires, 8 de diciembre de 2017) - “Si le pega y ella se queda es porque le gusta”; “Si salen con esa pollerita, después no se quejen”; "Desde que las mujeres salieron de sus casa, se destruyeron las familias"; “Si una mujer dice no, quiere decir si”. Estas son algunas de las frases que las y los vecinos de Pilar pudieron leer en los carteles en vía pública, como parte de la campaña #DerribemosMitos, impulsada por el Municipio de esa localidad bonaerense. La iniciativa, impulsada por la Dirección de Género y Diversidad Sexual junto con la Dirección de Comunicación y Prensa de la ciudad se lanzó como parte de las acciones vinculadas con el 25 de noviembre, Dia contra la Violencia hacia las Mujeres. Se trata de una campaña diseñada para varios espacios de difusión, compuesta también por otras piezas tales como folletos y videos difundidos en las redes sociales en las que se problematizan los mitos machistas y se muestran los vínculos entre la cultura de discriminación de género y las expresiones más visibles de la violencia hacia las mujeres.

Debajo de cada una de las afirmaciones que causaron polémica los carteles explicaban: “La violencia machista se expresa de muchas formas. La reproducimos cada vez que escuchamos y callamos o repetimos estas frases”. Sin embargo, tal como cuenta Página12, algunas personas terminaron entendiendo todo lo contrario y denunciaron por Twitter que la campaña "parece reforzar el mensaje negativo". Los medios de comunicación se hicieron eco de la polémica suscitada por estas piezas. De los diarios monitoreados por el Observatorio de Medios de ELA Página12, Clarín y La Nación publicaron notas al respecto el día 4/12.

Si bien ha habido un avance en la sensibilización en relación con la violencia contra las mujeres, en particular con los femicidios (la masividad de las manifestaciones bajo la consigna “Ni Una Menos” son una prueba de ello) la campaña busca dar cuenta de esas ideas que todavía forman parte del “inconsciente colectivo”. De hecho, muchas de las frases elegidas para ilustrar los mitos que se busca derribar fueron expresadas en el marco de los talleres que la propia Dirección de Género y Diversidad Sexual de Pilar viene realizando en todo el municipio.

Luciana Ruiz, directora del área, fue consultada por varios medios acerca de la propuesta y las críticas recibidas. "Una campaña que pase desapercibida, y más con estos temas, pierde razón de ser", afirmó la funcionaria citada por La Nación.

La campaña está planificada para durar unos 5 meses. Luego de quitar los carteles antes de lo planeado debido a las reacciones, el Municipio aclaró que pasarían a la segunda parte de la misma.

Clarín también dio cuenta de las declaraciones de Ruiz: "Queri?amos hacer una campan?a que logre impacto, y lo conseguimos. Hace 20 an?os quiza? no hubieran generado rechazo frases como esas, pero hoy si?, y eso es un avance. A las personas que se quedaron preocupadas por la carteleri?a, les decimos que el Municipio obviamente no piensa asi?, todo lo contrario”.

Una experiencia similar en España
Curiosamente en España, ocurrió algo similar. El pasado 25 de noviembre, el Ayuntamiento de Zamora cambió los chistes machistas por frases interrogativas contrarias a ellos como parte de la misma campaña municipal que causó polémica tan solo unas semanas atrás.

Tal como informó la agencia EFE, los carteles en zonas del centro de la ciudad en los que se reproducían tres chistes se han sustituido por otros en los que se leen "¿Te vas a reír cuando escuches un chiste machista?", "¿Vas a volver a contar un chiste machista?" o "¿Y ahora, te vas a reír? ¿Te vas a callar cuando te envíen un chiste machista?".

Según informó la agencia de noticias, la campaña buscó en su primera parte que la gente viera los chistes e incluso hasta que se pudiera indignar con ellos para luego, una vez conseguido el efecto de abrir un debate, lanzar un mensaje en contra de este tipo de humor. Bajo los chistes machistas y las frases interrogativas de los nuevos carteles figura además la misma leyenda: "La violencia hacia las mujeres no es un chiste. No seas cómplice".

La reacción en las redes fue la misma que en el caso del Municipio de Pilar. Los medios también dieron cuenta de la polémica causada. "La campaña que no queremos es la de llevar flores a las tumbas de otras 50 mujeres asesinadas. Esta es una campaña educativa y tener claro que la sociedad es la responsable de la violencia de género es el primer paso para erradicarla", afirmó la concejala de Igualdad Laura Rivera, citada por El Periódico.

Cabe mencionar que a diferencia de Argentina, donde la ley 26.485 habla de violencia simbólica, en España la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género sólo contempla aquella producida en el marco de las relaciones de pareja.

El Periódico también dio cuenta de las declaraciones de la publicista Esther Antón, de la Agencia Touché, responsable del diseño de la campaña, quien afirmó que a todo el mundo le "repugna" los asesinatos pero la mayoría "se ha reído alguna vez con los chistes machistas".

El objetivo de la iniciativa de Zamora, al igual que en el Municipio de Pilar, es dar cuenta de los micromachismos cotidianos que dan sustento a las expresiones más visibles de la violencia contra las mujeres. Pensaron una campaña sobre violencia más allá de los femicidios y del ámbito doméstico, saliendo también del binomio víctima-victimario como protagonistas de la violencia y público objetivo.

“Sabemos que la campaña ha ofendido y eso es precisamente lo que buscamos; pero queremos que se ofendan en sus vidas cotidianas cuando observen cualquier comportamiento machista", declaró Antón.

Las campañas que causan polémica también generan impacto. En Argentina, la campaña del Municipio de Pilar tuvo más presencia en los medios de comunicación (tanto en gráfica como radio y televisión en horarios centrales) que ninguna otra campaña iniciada en los últimos tiempos. La comprensión del fenómeno por parte del periodismo es central para fortalecer el mensaje buscado, y no el contrario.

Enlaces

 


Volver