Subscribite a nuestro newslatter

Fue travesticidio
El Tribunal Oral en lo Criminal N° 4 sentenció a cadena perpetua al responsable del asesinato de Diana Sacayán, referente de la comunidad trans que impulsó las leyes de identidad de género y de cupo laboral trans. Cómo cubrieron los medios gráficos la sentencia histórica.

(Buenos Aires, 22 de junio de 2018) – Finalmente se hizo justicia por el crimen de la referente de la comunidad trans Diana Sacayán, impulsora de las leyes de identidad de género y cupo laboral trans, quien fuera asesinada en 2015 en su departamento en el barrio de Flores. El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° 4, formado por los jueces Adolfo Calvete, Ivana Bloch y Julio César Báez, condenó a Gabriel David Marino a perpetua bajo el cargo de

Clarín y Página/12 informaron en sus ediciones del lunes 18 sobre la última jornada del juicio que tendría lugar ese día y que incluyó una serie de actividades en la Plaza Lavalle en memoria de Sacayán, incluyendo una radio abierta y la transmisión en vivo de la audiencia. `Desde las querellas, la familia y los amigos y compañeros de Diana, se espera una sentencia histórica, que el Poder Judicial reconozca que el asesinato de Diana fue un crimen de odio y por prejuicio a su identidad de género travesti y que este Poder Judicial se exprese por primera vez en la historia sobre la muerte de las travestis y reconozca que esto fue un travesticidio`, afirmaron en un comunicado citado por ambos diarios.

Ambos diarios fueron también los únicos de los monitoreados que publicaron en sus ediciones impresas del día siguiente crónicas sobre la jornada del fallo y lo pusieron en tapa. La decisión del Tribunal es considerada histórica por tres motivos: “Primero, porque era una referente de derechos humanos a nivel mundial. (…) También porque, lamentablemente, nunca había llegado a juicio un asesinato de una travesti con una calificación que reconociera que el odio a la víctima por su identidad de género es uno de los motivos. Y la otra razón es que son pocos los casos de asesinatos de travestis que llegan a juicio. Solo cuatro han tenido condena y, en general, fueron bajas”, dijo a Clarín la abogada querellante Luciana Sánchez. El 6 de julio se darán a conocer los fundamentos de la sentencia. 

Página/12 incluyó en su cobertura una nota secundaria sobre la conferencia de prensa que la Comisión de Familiares y Compañerxs de Justicia por Diana Sacayán realizó en el Hotel Bauen. Allí Sasha Sacayán, hermano de Diana estuvo acompañado por Sánchez, su abogada; Darío Arias, integrante de la Comisión, y Mariela Labozzetta, fiscal a cargo de la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM).   `Hoy podemos decir que se hizo justicia y no solamente por Diana, sino también por todas aquellas compañeras que han muerto producto de un travesticidio`, manifestó Sasha.

Como señaló Sánchez en diversas oportunidades ante los medios y ante el Tribunal, el colectivo de personas trans y travestis sufre múltiples violencias cotidianamente. Este juicio permitió también visibilizar al colectivo y su realidad. A lo largo de los años en que desde ELA llevamos adelante el monitoreo de medios, han sido raras las ocasiones en que hemos encontrado notas donde aparezcan representantes del colectivo de la diversidad en general. De hecho de los medios monitoreados, como ya se señaló, no todos incluyeron la noticia en sus ediciones en papel.

Esta semana de junio es una excepción, porque el mismo día en que se reconocía el crimen de Sacayán como travesticidio la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que dejó de considerar la transexualidad como un “trastorno mental”. La noticia circuló más por las redes sociales que en los medios gráficos. Clarín mencionó la noticia en una nota sobre el caso de una nena trans en Salta que tuvo que dejar la escuela a la que asistía porque las maestras la seguían tratando como un varón mientras que Página/12 además de dedicarle un breve en la edición del 21 de junio retomó el tema en una columna en el suplemento SOY firmada por Marlene Wayar quien no lo interpreta necesariamente como una buena noticia (“¡A las travas nos importa un corno su dictamen! Nos impacta una mierda en estas latitudes y si quieren prensa pónganse a trabajar de modo científico, pidan disculpas por los horrores psiquiátricos, por todas las lobotomías y demás espantos sobre nuestros cuerpos travas, tortas y maricas. No tienen rango científico las travas no se los otorgamos”, escribió).

Aunque podríamos afirmar que esta presencia fugaz en la agenda pública se centra en la violencia y una mirada patologizante de las personas travestis y trans, vamos a permitirnos el optimismo. El activismo y la militancia de referentes como Lohana Berkins,  Diana Sacayán junto a tantas otras está dando sus frutos, aunque quede muchas barreras a derribar. El próximo 28, habrá una movilización desde Plaza de Mayo hasta el Congreso para reclamar justamente una vida libres de violencias y con más derechos garantizados para el colectivo trans. Otra oportunidad para que los medios incorporen el tema en sus agendas y ayuden a su visibilización.   

 

  

 


Volver