Subscribite a nuestro newslatter

Ampliando tiempos para cuidar en la Ciudad de Buenos Aires

El Poder Ejecutivo porteño envió a la Legislatura un proyecto de ley para ampliar el régimen de licencias del empleo público. La propuesta, que alcanza principalmente a los varones, constituye una medida que fomentaría la co-parentalidad y la equidad en el cuidado. 

(Buenos Aires, 30 de julio de 2018) - El pasado 13 de julio el Poder Ejecutivo de la Ciudad de Buenos Aires envío a la Legislatura porteña un proyecto de ley para ampliar el régimen de licencias del empleo público (DLEY-2018-31-AJG). El proyecto extiende las licencias por nacimiento o licencia de paternidad, licencia por adopción, excedencia, adaptación escolar y fallecimiento de familiares, entre otros avances como la licencia por violencia de género. Este proyecto de ley se suma a otros que ya estaban presentados en la legislatura con el objetivo de ampliar licencias para el cuidado por parte de diversos partidos políticos.

En sus fundamentos el proyecto postula como objetivo apoyar el desarrollo infantil, acortar las brechas de género en el ámbito laboral, propiciar mecanismos que promuevan la distribución igualitaria de las tareas en el cuidado de los/las hijos/as promoviendo la co-parentalidad y  reconocer el derecho al cuidado de las familias, más allá de cómo estén constituidas.

Las modificaciones que se prevén alcanzarían a personas bajo cuatro regímenes de empleo público en la ciudad incluyendo a las trabajadoras y trabajadores del escalafón general de la ciudad, municipales profesionales de salud, agentes de la Policía de la Ciudad y personal docente que presta servicios en los organismos dependientes del Ministerio de Educación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Las licencias y tiempos para cuidar se adaptan a las características de cada uno de estos regímenes, por lo que el proyecto prevé  particularidades para cada uno de ellos.

A nivel global, un avance conceptual es cambiar el paradigma en cuanto a las personas con responsabilidades de cuidado que pueden usufructuar estas licencias. La nueva ley propuesta se dirige a las y los progenitores, gestantes y no gestantes, adecuando la norma a las nuevas conformaciones familiares, y a otras leyes vigentes como las de identidad de género y la de matrimonio igualitario.

De ser aprobado el proyecto presentado, habría significativos avances para quienes desean adoptar ya que el proyecto contempla hasta 10 días por año para realizar trámites vinculados a la adopción. Además, el texto establece la equiparación de la paternidad biológica con la adoptiva y progresividad en los días otorgados según la edad del niño/a en guarda de adopción. A mayor edad del niño/a, mayor cantidad de días de licencia, atendiendo a las necesidades de vinculación afectiva de las familiares adoptivas. Además, si ambos adoptantes estuvieran empleados por la ciudad, la licencia por adopción que les corresponda puede ser distribuida de acuerdo a su voluntad, pudiendo ser utilizada por uno o ambos, en forma simultánea o consecutiva.

Además, el proyecto establece la licencia por violencia de  género con goce de haberes para las trabajadoras de la ciudad de hasta 20 días hábiles por año, para todos los tipos y modalidades de violencia contra las mujeres establecidas en la Ley 26.485 de Protección Integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres. No solamente se contempla la posibilidad de licencia para mujeres en situación de  violencia doméstica sino también otras modalidades en los diferentes ámbitos de su vida como la violencia institucional, la violencia laboral, violencia contra la libertad reproductiva, violencia obstétrica y violencia mediática contra las mujeres. La licencia por violencia de género es un aspecto necesario del auto-cuidado y posibilita tiempos para el acceso a la asistencia, el acompañamiento y la justicia para mujeres en situación de violencia de género.

Si bien las docentes ya contaban con una licencia por violencia de género reglamentada en el 2017, se extendería esta posibilidad a los otros regímenes laborales del empleo público de la ciudad previstos por el proyecto. La propuesta del Poder Ejecutivo local no contempla en la normativa la posibilidad de que la trabajadora pueda acceder a la reducción de la jornada, al reordenamiento del tiempo de trabajo o al lugar del mismo en el marco de una licencia por violencia de género.

Para el escalafón general de trabajadores y trabajadoras de la ciudad se extiende la licencia de maternidad (de 105 días a 120 días) y además como novedad, la persona gestante podrá optar por transferir los últimos 30 días corridos de su licencia post-parto al otro/a progenitor/a, si fuera también agente de la ciudad.

Otro aspecto novedoso es la ampliación de la licencia por paternidad o por “nacimiento de hijo” que anteriormente estaba dirigida a “los trabajadores” y bajo el nuevo marco normativo estaría destinado a “progenitores/as no gestantes”. Esta licencia se amplía de 10 días corridos a 15 días corridos y se adicionan 10 días corridos por cada hijo/a de nacimiento múltiple. Por otro lado, el/la progenitor/a no gestante puede acceder a 30 días corridos más, no fraccionables, para ser utilizados en cualquier momento dentro del año de vida de el/la recién nacido/a. Tanto la ampliación de la licencia inicial como los 30 días adicionales (45 días en total) constituyen un salto importante, reconociendo la importancia del otro progenitor o progenitora en esa etapa inicial de la vida del niño/a.

La iniciativa enviada a la legislatura por el ejecutivo de la ciudad también abre la posibilidad de tomar una excedencia de 4 meses sin goce de sueldo (desde el vencimiento del lapso previsto para la licencia post-parto o adopción y hasta el primer año de vida de el/la hijo/a), tanto para la persona gestante como para la no gestante. Ambos entonces pueden elegir tomar esta excedencia.

Por último, el proyecto incorpora una franquicia horaria de hasta 12 horas anuales con goce de sueldo por acto escolar de hijo/a en los niveles de jardín maternal, preescolar y primaria y extiende la licencia por adaptación escolar de hijo/a en los niveles de jardín maternal, preescolar y primer grado.

El proyecto no incorpora la posibilidad de una licencia por acceso a técnicas de fertilización asistida, un aspecto que está incorporado en la mayor parte de los proyectos de ley vigentes en cámaras legislativas nacionales y provinciales. Otro punto que quedará pendiente es el cómputo de la excedencia como tiempo de servicio que permitiría reconocer el tiempo de cuidado en el derecho a la seguridad social. La ampliación de los descansos o la reducción de jornada por lactancia o alimentación tampoco fueron incorporadas al proyecto.

El proyecto contribuye a visibilizar la importancia de distribuir equitativamente el cuidado entre los géneros y amplía una de las bases (el tiempo para cuidar), que posibilita el desarrollo infantil. Además, puede ser empleado como un ejemplo para traccionar la ampliación de licencias en otras jurisdicciones del país.

 

Designed by Freepik


Volver