Barrios populares en emergencia y la crónica de una muerte anunciada
Ramona Medina, vocera de la revista La Garganta Poderosa, falleció a mediados de mayo debido al Covid-19. Medina era referente de la Villa 31 y durante las semanas previas había estado denunciando públicamente la falta de agua en el barrio.

(Buenos Aires – 28 de mayo de 2020) – “¡Nos mataron a Ramona!”, se pudo leer en las redes sociales de la Garganta Poderosa el 17 de mayo. Hablaban de Ramona Medina, vocera de esa revista, referente de la Villa 31, que dos semanas antes de su muerte se convirtió en la cara visible del reclamo por el agua en el barrio. Medina (quien tenía 42 años y era diabética insulino-dependiente) y toda su familia contrajeron el virus cuando los casos en ese barrio se dispararon.

Mientras los medios de comunicación hablaban de la importancia de la higiene como método de prevención del coronavirus, Medina aparecía en algunos de ellos reclamando la falta de agua en un video que se hizo viral en el que se la veía abriendo una canilla en un baño, de la cual no salía nada. Cuando la referente fue internada e intubada, se calculaban aproximadamente 500 casos positivos sólo en la Villa 31. Su nombre se hizo más poderoso tras su muerte.

Los principales diarios y medios de comunicación hicieron eco de su fallecimiento (al cual también se sumó el de otro referente del mismo barrio, Víctor Giracoy, quien estaba al frente del comedor Estrella de Belén). “Dos referentes barriales muy conocidos entre los vecinos de la Villa 31 se habían enfermado de coronavirus y terminaron falleciendo en las últimas horas, lo que generó diversas muestras de dolor e indignación”, relató Clarín en la nota titulada Dolor y reclamos en la Villa 31 por la muerte de dos referentes,  la nota hizo referencia a que: “la mujer era coordinadora de Salud de la Casa de la Mujer en la Villa 31. Había dado varias entrevistas reclamando por el restablecimiento del servicio de agua potable y denunciando los riesgos de contraer el virus.”

Crónica incluyó la noticia en la tapa del diario. Allí aclararon que “para el gobierno no fue por la flexibilización de la cuarentena” y tomaron la declaración de La Garganta Poderosa como punto de partida de la nota titulada Murió Ramona, del barrio 31. En la pieza también mencionaron la muerte de Giracoy y citaron a Ginés González García, Ministro de Salud de la Nación quien había declarado que “el deceso se dio ‘por lo que pasa en el barrio desde hace dos semanas largas, y cuyas consecuencias se están viendo ahora’. Para el titular de la cartera sanitaria, el virus entró ‘en un territorio muy complicado, como lo es el de los barrios populares’”.

Página12 sacó varias noticas sobre Medina, no solo en relación a su muerte, pero también en relación a su lucha y las consecuencias de su muerte. El 17 de mayo publicaron una nota anunciando la muerte de Medina en la cual compartieron el comunicado emitido por La Garganta Poderosa. También publicaron una entrevista titulada El caso de Ramona Medina, referenta de La Poderosa en la Villa 31, que murió de coronavirus en la cual entrevistaron a dos compañeras de militancia (Lilian Andrade y Tamara Noga). En esta entrevista destacaron que “no solo sus habitantes están siendo afectadxs por la pandemia sino también, y tal vez principalmente, por la desidia y el abandono absoluto de parte de un Gobierno y de una sociedad que, a pesar de todo, sigue eligiendo mirar para otro lado”.

Pocos días después de la muerte de Medina, algunos medios dieron a conocer algunas de las repercusiones de su fallecimiento y homenajes que se hicieron en su honor. Página12 publicó el 19 de mayo:  “El caso de Ramona Medina  se transformará en el eje vertebral de la denuncia que el premio Nobel Adolfo Pérez Esquivel y la madre de Plaza de Mayo Nora Cortiñas hicieron ante la CIDH hace dos semanas, cuando la villa 31 llevaba 9 días sin agua, un centenar de contagios y ya se lamentaba la primera víctima mortal. El referente de La Poderosa, Nacho Levy, anticipó que la demanda, acompañada por el CELS, será ampliada para buscar justicia ‘frente a la falta de garantías y frente a la falta de espacio para informarla’".

La Nación, el 20 de mayo, publicó una nota en la cual relataron el encuentro entre Ignacio “Nacho” Levy y el presidente de la Nación, Alberto Fernández. La nota explicó que se reunieron para hablar sobre la situación en los barrios populares: “Al respecto, Fernández sostuvo que a ‘todos’ les dolió la muerte de Ramona Medina” La agencia de noticias Telam anunció que una agrupación de estudiantes y docentes universitarios de La Plata “que asiste a la comunidad en medio de la pandemia llevará el nombre de Ramona Medina”. El 23 de mayo Clarín publicó un video grabado por el músico Roger Waters en el cual no sólo expresó su dolor por el fallecimiento de la mujer sino que también recordó su pedido y afirmó que continuarán con su lucha.

Ramona fue una de las caras visibles de un reclamo que trasciende el contexto pero que cobró visibilidad durante la pandemia, porque el clasismo no entró en cuarentena. Los barrios populares y sus habitantes son los más afectados y necesitan respuestas adecuadas y urgentes. El Estado es responsable de garantizar sus derechos.  

 

 

 

 

 

 

 


Volver