Subscribite a nuestro newslatter

 

Semana del 19 al 25 de mayo  


Lento camino hacia la igualdad de género en las empresas
 
La nota A paso lento, más mujeres lideran, publicada por La Nación el pasado 20 de mayo, recoge los principales resultados de un informe del International Business Report (IBR) en el que se ponen de manifiesto los avances de las mujeres en el mercado laboral, centrándose especialmente en lo que respecta a los puestos de máxima dirección en las empresas. Uno de los ejemplos citados es el de María das Gracas Foster, la primera mujer al mando de Petrobras. Resulta interesante recuperar su historia, ya que además de ser pionera en la obtención de un cargo de estas características, su vida representa un ejemplo de lucha exitoso frente a dos de los problemas más graves y recurrentes a los que se enfrentan muchas mujeres: la pobreza y la violencia de género.

El informe señala que si bien a nivel global casi un 20% de los puestos gerenciales están ocupados por mujeres, sólo 1 de cada 10 empresas tienen a una mujer como CEO, es decir en el puesto de máxima dirección. Estos resultados son similares a los del estudio de ELA Sexo y Poder, ¿quién manda en Argentina? en el que se estimó que de los 3 ámbitos incluidos en el análisis (política, sociedad y economía), es en la economía donde las mujeres cuentan con una menor presencia, ocupando sólo el 4.4% de los puestos directivos de las empresas.

Como lo indica el título de la nota, nos encontramos ante un avance de carácter lento. El nacimiento y la educación de los hijos son señalados como los principales motivos detrás de esta tendencia. Sin duda resulta necesario incorporar la desigual distribución de las tareas al interior del hogar como uno de los factores claves en el análisis de la discriminación de las mujeres en el mercado laboral. Asimismo creemos que es preciso introducir la idea de corresponsabilidad entre el Estado, las familias y el mercado en lo que respecta a las tareas de cuidado (Para más información sobre este tema ver De eso no se habla. El cuidado en la agenda pública)

El artículo menciona que varios países europeos están optando por implementar cupos en las juntas directivas de las empresas para acelerar el proceso. Pero no hace referencia a los países que ya las han adoptado (Noruega, España, Holanda, Italia, Francia y Bélgica) ni a los resultados obtenidos. Por ejemplo, que en Francia las mujeres pasaron de ocupar el 12 al 22% de los puestos directivos y en Noruega del 7 al 44%. Sin embargo, lo que resulta aún más importante es que según un informe de la CE, de no introducirse cuotas, en Europa serían necesarios 40 años para lograr igualdad de género en los consejos de administración de las empresas.
 
 
 

Volver