Subscribite a nuestro newslatter
 
Mortalidad materna: objetivo incumplido
 

Uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) de las Naciones Unidas en 1990 fue reducir la mortalidad materna en un 75 por ciento para 2015. Sin embargo, esa meta no podrá cumplirse en nuestro país, donde la principal causa continúa siendo el aborto clandestino.

(Buenos Aires, junio de 2012) - El domingo 10 de junio, Clarín publicó una nota acerca de la dificultad que tiene la Argentina para reducir el número de muertes maternas, a partir de una conferencia que se realizó en México. Uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) de las Naciones Unidas en 1990 fue reducir la mortalidad materna en un 75 por ciento para 2015. Sin embargo, esa meta no podrá cumplirse ni en nuestro país ni en América Latina.

De acuerdo a las declaraciones de Ariel Karolinski, consultor de la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud, desde hace 20 años Argentina se ha mantenido estable con “alrededor de 40 muertes maternas por 100.000 recién nacidos vivos, lo cual implican más de 300 muertes al año”. Y aquí, el derecho de las mujeres a acceder a un aborto legal, seguro y gratuito, cobra especial relevancia: la primera causa de muerte de mujeres gestantes en nuestro país son las complicaciones por abortos inseguros.

“Fortalecer las políticas de reducción de daños, de atención integral del post aborto y de acceso a los abortos permitidos por la ley es un imperativo para todo gobierno que respete los derechos humanos de las mujeres y tenga vocación por resolver un problema de salud pública que afecta exclusivamente a las mujeres más desprotegidas” le dijo a Clarín Silvina Ramos, investigadora del Centro de Estudios de Estado y Sociedad.
 

 


Los Objetivos de Desarrollo del Milenio

Los ODM son una iniciativa de carácter global que se creó en el año 2000 a partir de la Declaración del Milenio en las Naciones Unidas firmada por 189 países. La Declaración del Milenio identifica preocupaciones, valores y principios relacionados con el desarrollo. Sobre la base de esta Declaración se estableció un conjunto conciso de objetivos y metas cuantificables a alcanzarse en el año 2015 con los correspondientes indicadores numéricos internacionalmente convenidos a partir de los cuales se puede evaluar el progreso general.

En Argentina, los ODM son nueve y tienen metas e indicadores para su seguimiento. Incluyen cuestiones tratadas en las principales conferencias y cumbres mundiales sobre la problemática del desarrollo desde 1990. El sexto objetivo es mejorar la salud materna cuya meta es reducir en tres cuartas partes la mortalidad materna y en un 10% la desigualdad entre las provincias.

El aborto en la Argentina
Como se dijo anteriormente, en nuestro el aborto es la principal causa de muertes de mujeres gestantes. Por lo tanto cabe preguntar ¿qué se ha hecho desde el Estado para cambiar esta situación y poder cumplir con el ODM?

El 13 de marzo de este año, la Corte Suprema de Justicia de la Nación emitió una sentencia en relación a la interpretación constitucionalmente adecuada de los supuestos de aborto no punible contemplados en el Código Penal. Una semana después del fallo, se presentó nuevamente ante la Cámara de Diputados el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo con las firmas de más de 50 integrantes de diversos bloques. Sin embargo, el aborto continúa sin aparecer en la agenda del poder ejecutivo.

Negarse a trabajar para que se respete el derecho de las mujeres de acceder a un aborto legal, seguro y gratuito, es negarse a reducir la mortalidad materna. Las normas por sí solas no son suficientes para mejorar el ejercicio de los derechos: deben ser apoyadas por políticas públicas. Para lograr reducir el número de muertes maternas es necesario cumplir con lo que se exige desde el eslogan de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto: se deben desarrollar acciones que apunten a la educación sexual integral para evitar embarazos no deseados; garantizar el acceso a métodos anticonceptivos y anticoncepción de emergencia y trabajar para que las mujeres puedan acceder a abortos legales, seguros y gratuitos.
 

 
 

Volver