Subscribite a nuestro newslatter
 
Prisión perpetua en el caso del avenimiento
 

Marcelo Tomaselli había violado a Carla Figueroa pero pudo dejar la cárcel al casarse con la víctima, a quien acuchilló a los pocos días. Por este caso se derogó la figura del avenimiento.

El 19 de junio Clarín y Página12 publicaron noticias vinculadas con el juicio que se está llevando adelante en La Pampa, por el femicidio de Carla Figueroa. Tomaselli estuvo preso por haber violado a Figueroa y fue liberado cuando se casó con ella, de acuerdo a lo establecido por la figura del avenimiento. Una semana después, Tomaselli mató a Figueroa a puñaladas, delante del hijo de ambos. En su cobertura, Clarín incluyo dos recuadros que ampliaban la información sobre el caso: uno relacionado con el jury que se está haciendo contra uno de los jueces del caso y el otro sobre la derogación de la figura del Código Penal que le permitió a Tomaselli recuperar su libertad.


El avenimiento o el perdón de la víctima
La figura del avenimiento establecía la posibilidad de eximir de la pena a quienes cometieron un delito contra la integridad sexual ante un pedido de la víctima ante la justicia. A partir de la muerte de Figueroa y gracias a la presión de diferentes organizaciones y del movimiento de mujeres, el tema llegó al Congreso que en marzo aprobó su eliminación del Código Penal. 

Carlos Flores y Gustavo Jensen son los jueces que integraban el Tribunal de Impugnación Penal de La Pampa, que concedió el beneficio que extinguió la acción penal contra Tomaselli, a pesar de que en instancias anteriores, cuatro jueces y dos fiscales advirtieron con argumentos contundentes que Figueroa no estaba en condiciones de dar un consentimiento “libre y pleno” para solicitar el avenimiento y liberar así a su victimario. Aparentemente, Ni Floren ni Jensen notaron que todo era una manipulación del abogado de Tomaselli -tal como lo entendieron quienes le negaron el beneficio en primera instancia- ni tampoco entendieron que Figueroa, con una historia de violencia de género e intrafamiliar detrás, estaba siendo manipulada. 

La responsabilidad de los jueces
El femicidio de Figueroa generó un verdadero revuelo en el movimiento de mujeres y en la sociedad en general, desde donde se comenzó a exigir que ambos jueces fueran juzgados por su responsabilidad al haber dejado en libertad a Tomaselli. El pedido avanzó, pero en La Pampa el jury de enjuicimiento se está realizando únicamente en contra del magistrado Carlos Flores, ya que Gustavo Jensen decidió jubilarse poco después del encándalo que se desató.

No es usual que los jueces rindan cuenta públicamente de sus decisiones y una consecuencia de esta resistencia por parte de los magistrados es que no siempre es fácil acceder a las sentencias judiciales. Sin embargo hechos como el femicido de Carla Figueroa demuestran la importancia de que los jueces puedan ser juzgados por sus decisiones, lo que requiere que los fallos sean accesibles para ser evaluados y criticados. Éste es el motivo central por el que desde 2008 ELA lleva adelante el Observatorio de Sentencias Judiciales, en el cual pone a disposición del público fallos relacionados con los derechos humanos de las mujeres. Los mismos son evaluados por el equipo que conforma el Observatorio de acuerdo a los estándares establecidos por la CEDAW (Convención sobre la eliminación de todas formas de discriminación contra la mujer, por sus siglas en inglés).

La sentencia
El 28 de junio, Clarín, Página12 y La Nación informaron que Marcelo Tomaselli fue condenado a prisión perpetua por el femicidio de Carla Figueroa.
 

 
 
Según lo publicado por Página12, el acusado y su defensor oficial, Walter Vaccaro, reconocieron el crimen, pero invocaron la figura de "emoción violenta", por lo cual se pidió una condena a diez años de cárcel. "Me declaro culpable, aunque no recuerdo lo que hice. Que me condenen por lo que hice y por las evidencias que tuve en mis propias manos", dijo el imputado en su alegato.   
 
Sin embargo, el Tribunal de General Pico -compuesto por los jueces Florentino Rubio, Luis Abraham y Fabricio Losi- no creyó que Tomaselli haya actuado por emoción violenta. En el fallo, citan a la madre de Tomaselli, quien en su declaración dijo que su hijo luego de matar a Figueroa salió con su hijo en brazos diciendo “Ya está, ya está” y cantaba “Mi corazón esta aliviado. De acuerdo con los fragmentos de la sentencia publicados por Clarín, para los jueces "esas expresiones no son propias de alguien que acababa de matar a su esposa presa de una conmoción anímica de tal magnitud que produzca una amnesia como la alegada por Tomaselli. Son frases reveladoras de alguien que anidaba la idea de matar en su mente, que albergaba un sentimiento de muerte en su espíritu", y agregaron que esas frases "indican un sentimiento de cierta satisfacción por lo realizado".   

 
 

La Nación calificó el fallo como “duro”, sin embargo que Tomaselli haya sido condenado a prisión perpertua por el femicidio que cometió es una sentencia ejemplificadora. Citado por La Nación, el fiscal del juicio, Alejandro Gilardenghi afirmó: "Este es un caso que seguramente va a sentar precedente en las cuestiones que tienen que ver con las perspectivas de género y que han motivado inclusive la derogación de una figura como la del avenimiento". El fiscal también consideró que el crimen va a marcar "un antes y un después" para la Justicia. Por Carla y todas las mujeres víctimas de la violencia de genero, esperamos que así sea. 



Notas relacionadas

 
 
 
 
 
 
 

Volver