Subscribite a nuestro newslatter
 
La mujer a cargo de la pacificación de las favelas
 
Las nuevas unidades policiales que llegaron a decenas de barrios pobres de Río de Janeiro están a cargo de una mujer. Pricilla de Oliveira Azevedo, policía militar de 34 años, está a cargo de 25 Unidades de Policía Pacificadora (UPP) que controlan 144 favelas ocupadas por 5550 policías, una estrategia lanzada por el gobierno carioca en 2008 con miras a mejorar la seguridad antes de recibir el Mundial de fútbol en 2014 y los Juegos Olímpicos en 2016, según informó el diario La Nación publicó en la nota La paz en las favelas, el reto de una mujer, publicada el 12 de julio en base a la información difundida por la Agencia AFP.

Desde el título se destaca el hecho de que la persona a cargo de las tareas de pacificación pertenezca al género femenino. Como se ha dicho en otras ocasiones las carreras policiales o militares continúan siendo consideradas masculinas y las mujeres que conforman la fuerza también deben enfrentar el llamado “techo de cristal” instalado en tantas áreas diferentes.

La nota no cae en los estereotipos que se suelen encontrar cuando se abordan una noticia como esta: no se habla del aspecto físico ni se informa el estado civil de de Oliveira, por mencionar algunos ejemplos. Por el contrario, se destaca su experiencia, su trayectoria y los reconocimientos a su trabajo, como el premio internacional Mujeres Coraje que recibió en marzo de la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, y la primera dama, Michelle Obama.

"Mi mayor logro fue mostrar que en las favelas de Río, a diferencia de lo que la policía y buena parte de la gente pensaba, la mayoría de los habitantes son personas de bien, trabajadoras", explica de Oliveira y dice que hoy su desafío consiste en "demostrar que la policía trabaja para mejorar la sociedad" y "derrumbar el mito de que las UPP pueden resolver todos los problemas".
 
 
 

Volver