Subscribite a nuestro newslatter
 
Excusas retrógradas para ejercer violencia
 
El 25 de julio en el diario Perfil, salió publicada una nota titulada Culpó del divorcio a su esposa por no trabajar e ir al gimnasio abordando una grave situación de violencia doméstica de forma trivial.

La noticia puso énfasis en que la Cámara decidió culpar de forma exclusiva al marido, “a pesar de de las acusaciones”. A lo largo de la nota vemos como se señalan una y otra vez los argumentos del marido para responsabilizar a su esposa del divorcio: que la mujer tenía desinterés en ir a trabajar y que había contratado personal doméstico para poder ir al gimnasio o a clases de inglés. Sólo al final se menciona que la mujer “sufría malos tratos.” Cuando en verdad la sentencia hace hincapié en una evidente relación de sometimiento de la mujer hacia el marido, a través de distintos testimonios que dan cuenta de ello.

Aquí puede acceder a la sentencia completa, en el Observatorio de Sentencias Judiciales de ELA. 
 
 
 

Volver