Subscribite a nuestro newslatter
 
Denuncia de mujeres con VIH
 
Un informe de Onusida revela las dificultades que aún soportan las mujeres con VIH cuando expresan su deseo de ser madres y al momento de acceder a métodos anticonceptivos en caso de no querer serlo. Tal como explica La Nación en su nota Grave denuncia de mujeres con VIH, el informe –que se presentó en la XIX Conferencia Mundial sobre SIDA- se basa en una encuesta realizada a más de mil mujeres. A esa información las representantes de ONG de diferentes partes del mundo sumaron la información de 27 grupos focales.

De allí surgió que en algunos centros de atención de Argentina se les niega el derecho de ser sexualmente activas y se les cuestiona el de ser madres. Tal como denunciaba Clarín a fines de mayo, la mayoría de las personas que desean acceder a la anticoncepción quirúrgica – que en nuestro país es legal desde el año 2006- se encuentran con innumerables trabas, como requisitos exigidos por personal médico que no están previstos en las normas. Sin embargo, con las mujeres con VIH parece suceder lo contrario. “Hay una oferta masiva de esterilización a las mujeres viviendo con VIH. Es terrible que esté pasando esto a más de 30 años [del inicio] de la academia”, aseguró a La Nación Katy C., del Área de Género de la Red Bonaerense de Personas Viviendo con VIH-sida.

Pero eso no es todo. Según informó FEIM al diario, todas las mujeres que participaron del estudio dijeron percibir un “doble estándar” de atención. Por un lado, a muchas se las persuade de no tener hijos, pero tampoco se les ofrecen todos los métodos anticonceptivos disponibles, sino que se promueve que se liguen las trompas.

Ante este tipo de atropellos a los derechos de las mujeres, son los estados provinciales y el nacional quienes deben involucrarse para evitar que el personal de salud cometa estos actos de discriminación y para que todas las mujeres conozcan sus derechos.
 
 
 

Volver