Subscribite a nuestro newslatter


Clarín. Policiales. 09/08/2012 
Falta un registro unificado
 
Por Natalia Gherardi*

Estremece saber que una mujer que formuló decenas de denuncias por violencia contra su ex pareja no recibió mayor atención de las autoridades hasta que los disparos del arma atravesaron su cuerpo. Ninguna de aquellas denuncias le aseguró una custodia ni logró darle la protección necesaria hasta que se materializó la amenaza tantas veces repetida. Cuando se trata de violencia en relaciones interpersonales es improbable que se comience por matar.

Antes hay indicios que, desatendidos, van llevando hasta la concreción del femicidio. Con un registro unificado de las denuncias de violencia, con políticas activas y coordinadas, interinstitucionales e interjurisdiccionales, sería más difícil desatender tan palmariamente los pedidos de auxilio de una mujer que anunció la tragedia.

* Directora Ejecutiva del Equipo Latinoamericano de Justicia y Género
 
 

Volver