Subscribite a nuestro newslatter


InfoBAE. Sociedad. 16/08/2012 

Violencia de género: piden declarar la emergencia

 

Dos diputadas y la Asociación de Abogados porteños impulsan la medida debido al aumento de la cantidad de denuncias recibidas en el último tiempo. En la Corte Suprema y en la Ciudad se reciben 50 casos por día 

Las últimas denuncias son estremecedoras. Por un lado, una mujer fue picaneada 4 horas por su ex pareja en el día de su cumpleaños. Por otro, una grabación refleja como el ex marido golpea brutalmente a una mujer delante de su hija.

Además, el bajista de la banda Divididos tiene prohibido acercarse a menos de 100 metros de su mujer debido a la denuncia por haberle dado una “paliza”.

Por este motivo, dos diputadas junto a la Asociaión de Abogados porteños impulsaron una medida para que se declare la “Emergencia Nacional” por la violencia de género.

Virginia Linares, legisladora por el FAP, afirmó: “No podemos permitir que hechos como éstos sigan ocurriendo. Hay que darle impulso al proyecto de ley para declarar la Emergencia Pública en Materia Social por Violencia de Género, que ya presentamos en el Congreso. Pretendemos que se implemente cabalmente la ley 26.485 de protección integral para prevenir, erradicar y sancionar la violencia contra las mujeres, que fue sancionada en 2009. Esta ley contiene un elenco de políticas públicas integrales que deben ser diseñadas y puestas en marcha por el Consejo Nacional de las Mujeres, y de las cuales no hemos visto ninguna aplicación concreta”.

Además, Linares, autora del proyecto que pide la declaración de emergencia nacional por violencia de género, agregó: “Cuando una mujer víctima de violencia denuncia, se la debe proteger a ella y a todo su entorno. Es fundamental trabajar en la prevención y asistencia, así como en políticas culturales de mediano plazo que apunten a revertir estereotipos y patrones de machismo y discriminación, incluso en el propio sistema judicial. Se debe sensibilizar y capacitar a los operadores del sistema como son los jueces, juezas, fiscales, defensores, fuerzas de seguridad, quienes muchas veces se ven influenciados por estereotipos y prejuicios de género dentro de un orden patriarcal que impide dar cuenta de nuestros derechos”.

En el mismo sentido se pronunció la diputada, también del FAP, Victoria Donda. “No hay que perder de vista es que esta es una problemática diaria, cotidiana. Hace mucho tiempo que venimos insistiendo en la necesidad urgente de activar las políticas integrales que frenen esta violencia y que se eviten muertes de mujeres por esta causa”.

Cabe mencionar que en la Corte Suprema y en la Ciudad se reciben cerca de 50 denuncias por violencia doméstica por día. “La violencia doméstica es muy particular, a veces las propias mujeres no sostienen las denuncias. Por eso se deben dictar políticas sociales, con abogados y psicólogos que las acompañen en el proceso, viviendas para el después y servicios para sus hijos. El Poder Judicial en soledad no resuelve nada. Es un problema de la sociedad”, sostuvo Natalia Gherardi, abogada del Equipo Latinoamericano de Justicia y Género.

En caso de querer realizar uan denuncia, las mujeres pueden llamar a teléfonos de urgencia o en la Ciudad pueden llegar a recibir el botón antipánico, que activan cuando el agresor viola la exclusión. Gonzalo Sansó, de la Oficina de Asistencia a la Víctima del Ministerio Público Fiscal de la ciudad, aclaró que “en casos graves se pide un policía en la puerta de la casa, y en más extremos, prisión preventiva. Estos pedidos hay que hacerlos desde la Justicia Penal, porque la Civil no prevé sanciones”. En esto, los especialistas también coinciden: “Un hombre que viola la exclusión de hogar o la restricción de acercamiento y no es sancionado se siente impune, y refuerza su nivel de violencia”.

Según un informe realizado por ONGs sobre la situación de la mujer en Argentina,“quedan obstáculos importantes para que las mujeres tengan acceso pleno a la Justicia. Faltan mecanismos específicos de reparación a las víctimas de violencia de género, no existen normas punitivas específicas sobre femicidio. El acceso a la Justicia de las mujeres que lo necesitan es difícil de lograr”.

 
 

Volver