Subscribite a nuestro newslatter


InfoGlaciar. Nacionales. 10/10/2012 

Denuncia penal a Macri por revelar datos de la mujer que iba a abortar
 

El jefe de gobierno anunció que ayer se iba a realizar el "primer aborto legal" en la Ciudad. Así difundió datos que por ley deben ser secretos. Por el aviso, una asociación católica fue a la justicia, y una jueza suspendió la operación. El gobierno porteño apelará la medida.

Lo que el jefe de gobierno porteño Mauricio Macri anunció que sería "el primer aborto legal en la Ciudad" iba a realizarse ayer en el Hospital Ramos Mejía, pero fue suspendido horas antes por orden de una jueza civil de la Nación, tras el pedido de la asociación civil ultracatólica Pro Familia. Hoy a las 10, comuneros y legisladores porteños denunciarán a Macri en la Cámara del Crimen (Viamonte 1147) por incumplimiento de deberes de funcionario público por dar esa información.

Según consta en el fallo de la jueza Myriam Rustan de Estrada, la denuncia de los abogados de la agrupación se basó en el anuncio que había hecho el jefe de gobierno sobre el primer aborto bajo el protocolo aprobado el 6 de septiembre por el entonces ministro de Salud Jorge Lemus. "Desconozco la identidad de la madre del niño", señaló la magistrada en el escrito donde resolvió, "en carácter cautelar y urgente" decretar "la suspensión del aborto".

El sitio Clarín.com había publicado la semana pasada que, en una cena de Consenso Republicano que dirige Guillermo Alchourón, ex presidente de la Sociedad Rural, el alcalde porteño fue consultado sobre la ley que la Legislatura había aprobado para regular los abortos no punibles. "El martes se realizará en el Hospital Ramos Mejía el primer aborto legal en la Ciudad", fue la respuesta de Macri, quien también precisó: "Se trata de una mujer de 32 años, víctima de una red de trata, y es un caso que pasó por todas las instancias legales." Así se refirió a la paciente, cuyo embarazo sigue avanzando durante la batalla leguleya y ya estaría en la décima semana de gestación. Sobre la ley aprobada, el jefe de gobierno dijo aquella noche: "Soy el jefe del veto." Al día siguiente confirmó que la vetaría (ver aparte).

Por esas declaraciones, que propiciaron la presentación de Pro Familia, legisladores de Nuevo Encuentro, el kirchnerismo, el Frente Progresista Popular y Proyecto Sur, entre los que se cuentan María José Lubertino, Gabriela Cerruti, Jorge Selser y María Elena Naddeo, harán hoy una denuncia penal a Macri. Según explicaron a Tiempo Argentino lo harán por incumplimiento de deberes de funcionario público y del artículo 157 del Código Penal, que sanciona al funcionario público que revele datos que por ley deben ser secretos.

El diputado porteño Jorge Selser detalló que así lo indican la Ley Básica de Salud (153), que subraya la confidencialidad médico-paciente; la Ley de Protección de Datos Personales; y la ley Nacional de violencia contra las Mujeres, que establece que es violencia institucional cualquier práctica burocrática estatal que obstaculice el acceso a la salud.

Además, el director del Centro de Protección de Datos Personales de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, Eduardo Peduto, envió ayer una nota al hospital donde recuerda la "necesidad y obligación legal de guardar estricta reserva respecto de las prácticas médicas para garantizar su realización". Remarcó "lo establecido en la Ley N° 1845 de protección de datos personales sobre el carácter de dato sensible de toda información referente a la salud", y solicitó a las autoridades del Ramos Mejía que "adopten los recaudos necesarios para impedir la repetición de situaciones como la observada".

Pedro Javier María Anderegeen, uno de los abogados de Pro Familia que realizaron la presentación judicial contra el aborto, confirmó a este diario: "Nos enteramos por las declaraciones del jefe de gobierno en esa cena. Lo dijo delante de 400 personas con una copa en la mano." Sobre esas declaraciones, los abogados de la asociación civil realizaron dos presentaciones. Una fue el viernes en el Juzgado de Primera Instancia en lo Contencioso Administrativo y Tributario Nº 14 de la Ciudad, donde Andereggen se presentó como "abogado del niño", dentro de una demanda que llevaba más de cuatro años y que se inició en contra de la regulación de la Ciudad sobre los abortos no punibles. El mismo viernes, el juez subrogante Guillermo Scheibler resolvió "no hacer lugar a la medida cautelar solicitada", fundándose en la actual legislación porteña y en el fallo donde la Corte Suprema estableció, en marzo pasado, las bases regulatorias para el aborto no punible.

Tras ese fallo adverso en la justicia porteña, los abogados de Pro Familia fueron al juzgado nacional civil Nº 106, donde consiguieron que la jueza Rustan de Estrada, vinculada al Opus Dei, sin siquiera mencionar el fallo del máximo tribunal, dispusiera la suspensión del aborto.
Ayer por la tarde, la vicejefa de gobierno María Eugenia Vidal declaró que "la Ciudad tiene la responsabilidad de cumplir con el fallo de la Corte", y consideró que el fallo que suspendió el aborto "no está alineado" con lo que indicó el máximo tribunal. Por ello, anunció que "el gobierno de la Ciudad va a apelar el fallo de la jueza De Estrada".

Natalia Gherardi, del Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA), dijo a Tiempo: "Lo que hicieron es 'fórum shopping': el juez les dijo que no, y entonces fueron a otro juzgado. Me parece que buscaron una judicialización que fuera permeable a su pedido."

El argumento de Anderegeen es que "el primer fallo no es sobre este caso sino sobre una presentación al gobierno porteño y el segundo es una demanda contra la mujer embarazada.

Es como si una madre no le diera tratamiento médico a un menor. El niño no puede ser eliminado. El derecho a la vida es superior, aun en instancias de violación."

A pesar de la justificación del abogado, en el primer fallo sí se menciona el caso particular de la mujer internada en el Ramos Mejía. Allí, el juez Scheibler detalló que los letrados de Pro Familia "fundan su pedido en la información que surge de las ediciones digitales de los diarios (…), en tanto allí se informa que la noche del 4 de octubre pasado, el jefe de gobierno de la Ciudad habría manifestado públicamente que el próximo martes se realizará el primer aborto legal en la Ciudad".

El legislador Selser declaró: "Lo que demuestra lo sucedido es que Macri es una pobre persona. Un chico mal acostumbrado, caprichoso, que no escucha a nadie. Sus dichos no fueron por casualidad: quiso darles un mensaje a los sectores que lo estaban presionando. Para él seguramente una mujer es lo mismo que una vaca. Esto se hizo con la complicidad del gobierno macrista."

Gherardi, de ELA, destacó: "Todo lo que le está pasando a esta mujer, desde el jueves y hasta que no se haga el aborto, es violencia institucional." «


Repudio de la odh
El Observatorio de Derechos Humanos de la Ciudad de Buenos Aires (ODH) repudió la actitud del jefe de gobierno, quien reveló datos que permitieron dar con la mujer cuyo aborto fue suspendido por una jueza que se enteró de esta forma. "También manifestamos nuestro enérgico repudio al anuncio de veto a la ley que regularía los abortos no punibles en la Ciudad, sancionada por la Legislatura." Esto evidencia, para la ODH, "el desprecio de Mauricio Macri por la vigencia de los Derechos Humanos en la Ciudad, constituye una clara violación a las leyes de violencia de género que protegen los datos de las víctimas y una desobediencia a lo establecido por el fallo de la Corte Suprema".


Pasos
* El 13 de marzo, un fallo de la Corte confirmó la sentencia del Superior Tribunal de Justicia de Chubut que autorizó el aborto a una chica de 15 años violada por el padrastro y agregó una interpretación del artículo 86 del Código Penal para despejar dudas sobre su aplicación.
* El 6 de septiembre, el ex ministro de Salud, Jorge Lemus, firmó la Resolución 1252/12 que establece un límite de 12 semanas de gestación, la intervención de un equipo interdisciplinario y una autorización del representante legal para menores.
* El 28 de septiembre, la Legislatura aprobó la Ley de Aborto no Punible, que admite el consentimiento a partir de los 14 años, no fija un plazo máximo de semanas, y prohibe obstáculos médicos, burocráticos o judiciales.
* El 4 de octubre Macri anunció que se realizaría un aborto no punible y que vetaría la ley aprobada.


 

 
 

Volver