Subscribite a nuestro newslatter
 
Uruguay despenalizó el aborto
 
El Senado uruguayo aprobó la ley que despenaliza los abortos hasta la semana 12 de gestación, transformándose así en el segundo país de América Latina que permite esta práctica.

El 17 de octubre, Uruguay se transformó en el primer país de América Latina en despenalizar el aborto, siendo junto con Cuba los países latinoamericanos que reconocen el derecho de todas las mujeres de poder interrumpir voluntariamente un embarazado de manera legal, segura y gratuita.
 

 

Los cuatro medios monitoreados cubrieron las notas con leves diferencias en cuanto al espacio otorgado. Clarín incluyo un recuadro en donde explica cómo es la situación en Argentina; Crónica publicó la noticia de la despenalización; La Nación incluyó una nota de opinión firmada por Adriana Riva que menciona que el gran número de muertes maternas es uno de los factores que da pie a un gran debate en la región como es el de la despenalización del aborto. Página12 fue el diario que más espacio le dio al tema, acompañando la nota central con tres recuadros: uno con opiniones de mujeres de diferentes ámbitos, referentes en la lucha por la despenalización del aborto; otro donde informa la intención del senador Miguel Ángel Pichetto (del Frente para la Victoria) de impulsar un proyecto en sintonía con el fallo de la Corte Suprema y otro en donde especifica cuál es la situación del aborto en los diferentes países de América Latina. Tanto en Clarín, como en La Nación y Página12, el tema fue nota de tapa. 
 
 

La ley uruguaya despenaliza el aborto antes de las 12 semanas de gestación, siempre que la mujer cumpla primero en notificar su voluntad de interrumpir el embarazo a su médico, quien luego la derivará a un equipo interdisciplinario de tres profesionales que la asesorarán sobre las implicancias del aborto. Luego, tendrá un plazo de cinco días "de reflexión" tras el cual podrá realizarse la intervención. En el caso de las menores de edad, la ley prevé que puedan acceder a la práctica bajo el mismo mecanismo si asisten acompañadas por quien ella decida ya que no se requiere del consentimiento de la persona que la acompaña. Si la joven va sola, un juez deberá determinar en un plazo menor a los tres días para resolver si la decisión de la interesada fue solicitada "en forma espontánea, voluntaria y consciente", para lo cual convocará a la joven y al Ministerio Público. Sólo podrán acceder a la práctica las ciudadanas uruguayas o aquellas mujeres que lleven al menos un año residiendo en el país.
 
 

A pesar de las limitaciones que pueda imponer la norma, implica un gran avance no sólo a nivel nacional sino también local, porque consagra el derecho de las mujeres. Citado por Clarín, el diputado frenteamplista Juan Carlos Souza explicó que en realidad el proyecto "no legaliza el aborto" de forma íntegra, pero abre "una instancia para que las mujeres que libremente decidan abortar lo puedan hacer sin considerarse delito, dentro de un marco legal y médico adecuado".
 
 

Del otro lado del río, quienes trabajamos para lograr que el aborto se despenalice en nuestro país espera que lo sucedido en Uruguay sea un ejemplo para que el Estado argentino se decida a respetar y hacer cumplir el derecho de las mujeres a interrumpir voluntariamente un embarazo.
 
 
 
 
 
 

Volver