Subscribite a nuestro newslatter
 
Leve condena en el caso Villegas
 

Los tres varones de General Villegas acusados de abusar de una adolescente, grabar un video y difundirlo fueron condenados solo a 4 años de prisión. Además, el Tribunal determinó que los hombres no irán presos hasta que la condena no quede firme.

En General Villegas, una localidad de la provincia de Buenos Aires, en diciembre de 2009 tres hombres abusaron de una adolescente de 14 años, grabaron un video de la situación y lo difundieron. El caso se conoció unos meses después, en mayo de 2010 cuando los padres de la menor realizaron la denuncia. Más de dos años después, el Tribunal Criminal 1 de Trenque Launque condenó a los tres acusados a 4 años y 10 meses de prisión y determinó que, aunque la condena es de cumplimiento efectivo, los hombres no irán a prisión hasta que la sentencia no quede firme.
 

 


Tal como informaron Clarín, Crónica y Página12 en sus ediciones del 23 de octubre, Mario Magallanes (24), José María Narpe (29) y Mariano Piñero (30) fueron condenados por "abuso sexual con aprovechamiento de la inmadurez sexual de la víctima y corrupción de menores". La defensa de la familia de la adolescente y el fiscal habían solicitado una pena de entre 11 y 12 años de prisión porque entendían que la circulación del video a través de internet debía considerarse un agravante. Sin embargo, los integrantes del Tribunal no consideraron ese cargo por el beneficio de la duda, ya que consideraron que no se había probado “fehacientemente” quién había grabado y difundido el video.
 

 

El llamado “caso Villegas” generó un gran revuelo cuando salió a la luz en mayo de 2010. Los medios televisivos llenaron horas de programación con la difusión del video en donde puede verse a la adolescente practicando sexo oral a los tres acusados. También fueron varios los medios que, como Crónica, hablaron de la existencia de un “video hot”. Este término erróneo fue repetido por ese mismo diario cuando informó sobre la sentencia. No se debería hablar de un “video hot” cuando la realidad es que se trata de tres adultos que obligaron a una adolescente a practicarles sexo oral y filmaron un video que luego hicieron circular. La joven no tuvo sexo con tres adultos, sino que los tres adultos abusaron de la adolescente.
 
 

Al momento de darse a conocer el caso, los medios también difundieron comentarios de vecinos y otras fuentes no identificables acerca de la sexualidad de la adolescente abusada. De acuerdo a lo que informaron los diarios monitoreados, es posible que en la sentencia estén presentes agravios de esta índole. Por este motivo y por la difusión de información sobre la vida privada de la adolescente es que Luis Correa, abogado de la victima, podría apelar el fallo. Además, la Fiscalía está evaluando si apelará por la absolución en el delito de difusión de material pornográfico.

Una vez más, la denuncia de una adolescente no es tomada con la seriedad requerida y la violencia machista es minimizada y también reproducida por quienes deberían condenarla.
 
 
 

Volver