Subscribite a nuestro newslatter
 
El caso Dalmasso se queda sin acusados
 

Por los resultados de los últimos estudios de ADN realizados el fiscal de la causa pedirá que se desvincule a Facundo Macarrón, el hijo de Nora Dalmasso, el único acusado que tenía el caso.

El fiscal Javier Di Santo pidió la desvinculación de Facundo Macarrón del caso del asesinato de su madre, Nora Dalmasso. Así lo informaron Página12 en su edición del martes 2 y Clarín y La Nación en sus ediciones del sábado 6. Facundo está imputado desde junio de 2007 por "sospecha leve por abuso sexual gravemente ultrajante y homicidio calificado por el vínculo”.
 


Según informaron a La Nación fuentes judiciales, los estudios que hizo el Laboratorio de Genética de la Policía Judicial de Córdoba, habrían establecido que los rastros genéticos de Macarrón hallados en el cuerpo de la víctima podrían corresponder a una relación sexual que mantuvo el matrimonio antes de que el médico traumatólogo viajara a Punta del Este, donde se encontraba en el momento del crimen.
 

Página12 informó que no se descarta que en las próximas semanas Di Santo proponga la extracción de muestras de sangre de todos los que trabajaban en la época del crimen en las reformas de la vivienda de los Macarrón.
 


La tarde del 26 noviembre de 2006, Dalmasso (51) fue encontrada estrangulada y desnuda en su casa del residencial barrio Villa Golf, en Río Cuarto, distante unos 225 kilómetros al sur de Córdoba. Como informó Clarín, a lo largo de la investigación se manejaron varias hipótesis: una apuntó a un crimen durante un juego erótico, otra a un estrangulamiento durante la consumación de una relación sexual y a un homicidio cometido tras un abuso. Sin embargo ninguna pudo probarse hasta el día de hoy.

El asesinato de Nora Dalmasso sirve para ilustrar el sexismo con que algunos casos de violencia machista son abordados por los medios de comunicación. Por ejemplo, los medios le dedicaron mucha tinta a la supuesta promiscuidad sexual de la víctima a quien llamaban por un apodo, Norita. También se habló mucho de las salidas con amigas de Dalmasso, se resaltó la ropa provocativa que solía usar. Estas y otras indagaciones en la vida privada de la víctima desvían la atención de lo que es realmente importante: la violencia de género.

 
 

Volver