Subscribite a nuestro newslatter


Clarín. Sociedad. 27/03/2007

"Hay una división sexual del trabajo alrededor del poder de decidir"

 
"Lo que se nos cuestiona es decidir", sintetiza la abogada Haydee Birgin, presidenta del Equipo Latinoamericano de Justicia y Género. Por ahí, coinciden los entrevistados, pasa el eje de este tema.

Sobre sus particularidades habla el sociólogo Agustín Salvia, investigador del Conicet en la UBA y la UCA: "Si bien se cree que hay discriminación de género en todo el mercado de trabajo, en todos los sectores, las investigaciones que realizamos demuestran que esto se concentra fundamentalmente en los estratos profesionales, en términos de diferenciales de ingresos o de movilidad ocupacional. No lo encontramos en el sector informal, ni en las actividades formales en los niveles operativos o técnico-operativos". ¿Razones?: "En realidad lo que esto demuestra —agrega— es que hay una división sexual del trabajo alrededor del poder de decisión y no sobre el proceso de trabajo en sí. Aunque es cierto que producto de las tareas domésticas, reproductivas, etc, las ofertas de mujeres en sectores profesionales y de conducción es menor que la de los varones".

Birgin aporta números al fenómeno: en el Senado argentino —dice— hay un 41,6% de mujeres y un 36,3 en Diputados; en Perú son el 29,7% en el Congreso. Pero en el plano territorial, prácticamente no hay intendentes mujeres: son el 7,7% en la Argentina y el 4% en Perú".

Así lo explica: "Al Parlamento pudimos acceder con leyes de cupos cuando los parlamentos no son los que definen las grandes estrategias económicas. Pero en las intendencias, por ejemplo, donde el poder político se define en lo territorial, ahí no tenemos nada. Las mujeres todavía no llegamos al poder de decisión. Eso es lo que se nos cuestiona, decidir".

Lo mismo sucede —dice— a nivel de la maternidad: "Cuando se discuten derechos reproductivos y aborto, lo que se discute es el derecho que tiene la mujer a decidir sobre su propio cuerpo". Y agrega: "La igualdad jurídica entre hombres y mujeres fue una conquista democrática que efectivamente se logró pero cuando lo que está en juego es la libertad de decidir, esto sigue siendo una traba".

http://www.clarin.com/diario/2007/03/27/sociedad/s-02801.htm

 

 
 

Volver