Subscribite a nuestro newslatter
 
LA VOZ DEL INTERIOR (Córdoba). 29/03/2007
 
Aborto en Córdoba
Mayoría de mujeres por la despenalización 
 
Lo sostiene el 73 por ciento de las cordobesas; entre ellas, varias católicas. La encuesta la hizo una asociación feminista. El 54 por ciento de las cordobesas usa anticonceptivos. En Rosario, la cifra alcanza al 72 por ciento y en Buenos Aires, el 63 por ciento.
 
El aborto debe despenalizarse, al menos en algunos casos. Eso piensa el 73 de las mujeres de la ciudad de Córdoba, según un estudio del Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA). El 28 por ciento cree que esta práctica debe dejar de ser un delito en todos los casos, mientras que el 45 opina que la ley debe permitir el aborto en algunas situaciones.
 
La encuesta se realizó en los tres conglomerados más importantes del país (Ciudad de Buenos Aires, Gran Córdoba y Gran Rosario) entre mujeres de 18 a 69 años y de todos los sectores sociales. En total, se encuestaron a 1.600 mujeres, 400 de Córdoba.
 
El porcentaje total de las mujeres que quieren que el aborto se despenalice entre las tres ciudades es del 78 por ciento (el 31 por cuento quiere que deje de ser delito y el 47 quiere que se despenalice en algunos casos). En la ciudad de Buenos Aires es más alto que en Córdoba (80 por ciento), mientras que en Rosario es más bajo (64 por ciento).
 
ELA, una asociación civil que promueve la igualdad entre la mujer y el hombre, especialmente en el ámbito de la Justicia, encargó el trabajo al estudio Prisma, de Buenos Aires.
 
El informe fue presentado ayer en el Senado de la Nación por la presidenta de ELA, Haydée Birgin, abogada feminista y asesora de la Prosecretaría del cuerpo legislativo. También participó la cordobesa Marta Alanis, de Católicas por el Derecho a Decidir.
 
El dato sorprendente es la adscripción religiosa que, según el informe, tienen muchas mujeres para las cuales debe despenalizarse el aborto. El 72 por ciento de las mujeres que se confiesan como “católicas más comprometidas” apoya una relajación en las normas.
 
Entre las católicas menos comprometidas el porcentaje es del 84 por ciento y 81 por ciento entre quienes no profesan ninguna religión. El embarazo producto de una violación y el riesgo para la vida de la madre son las principales situaciones en las que se debe permitir el aborto, sostienen las mujeres que quieren una despenalización parcial.
 
Córdoba menos profilaxis
A las mujeres de 18 a 50 años se les preguntó si usan o no anticonceptivos. En Córdoba sólo el 54 por ciento utiliza algún método de profilaxis, un nivel muy inferior al 63 por ciento de las porteñas y al 72 por ciento de las rosarinas.
 
El preservativo y las pastillas anticonceptivas son los sistemas más difundidos en Córdoba. Las porteñas prefieren el condón, mientras que en Rosario hay preferencia por las pastillas.
 
Córdoba también está peor en los cuidados sanitarios de la mujer. El 63 por ciento de las cordobesas nunca se realizó una mamografía. En Buenos Aires y Rosario esa corresponde a la mutad de las encuestadas.
 
En cuanto a la violencia familiar, Beatriz Kohen, directora ejecutiva de ELA, afirmó que “la encuesta revela que la violencia es un problema muy frecuente en la vida de la mujer urbana”.
 
Así, la violencia más frecuentemente mencionada por las encuestadas es la ejercida por el marido hacia la mujer (61 por ciento). En segundo lugar, figura la violencia ejercida por los jóvenes contra los ancianos. Finalmente, en tercer lugar, se ubicó la violencia del padre hacia los hijos. Las cordobesas piensan que la violencia por parte de sus parejas es menos frecuente de lo que la perciben mujeres de otras ciudades. El conocimiento que se tiene sobre la ley es escaso, quizás por la falta de una discusión: sólo cuatro de cada 10 mujeres sabe que la norma existe.
 
 
 

Volver