Subscribite a nuestro newslatter

Tiempo Argentino. Sociedad. 15/02/2013
El Estado siempre debe estar presente
 

Natalia Gherardi
Directora del Equipo Latinoamer icano de Justicia y Género


Hay casos de violencia contra las mujeres en los que parece haber un espacio para la decisión. Así como la figura del "avenimiento" en el Código Penal permitía a una mujer adulta "decidir" el perdón de su agresor sexual y extinguir así la acción penal (figura derogada, con justicia demorada, después del trágico asesinato de Carla Figueroa), por estos días nos preguntamos sobre la decisión de una joven mujer de contraer matrimonio con quien ha sido condenado por el asesinato de su hermana.

Más allá del caso, la pregunta imprescindible para una sociedad que necesita contar con los mecanismos institucionales adecuados para responder con políticas públicas a las diversas manifestaciones de violencia de género, es cuáles son las condiciones en que una mujer puede tomar decisiones de esta naturaleza. Es más, qué le ofreceremos como sociedad el día después de haberlas tomado.

El Estado debe estar presente en todos los momentos de la vida de las mujeres para ofrecer contención, servicios y asistencia jurídica, si la necesita. El estado debe estar presente para acompañar las decisiones de las mujeres y (eventualmente) sus cambios.

 
 

Volver