Subscribite a nuestro newslatter
 
Femicidio en la cárcel
 

Un interno de la cárcel de máxima seguridad de Gualeguaychú asesinó a su pareja frente a la hija de ella. El hombre amenazaba a la mujer diciéndole que si no lo visitaba mataba a sus hijos.

 

El pasado 14 de febrero, Clarín, Crónica y Página12 dieron a conocer la noticia del asesinato de una joven de 23 años llamada Jessica Ocampo quien fue asesinada por su pareja Marcelo Schiaffino de 38 años que se encontraba en el penal de máxima seguridad de Gualeguaychú. El hombre cumple una pena de 13 años por incitación a la prostitución y privación ilegitima de libertad de una menor de edad.

La pareja se conoció cuando él ya estaba en la cárcel y comenzó una relación. El martes Ocampo fue a visitarlo con su hija de un año y medio (de una relación con otro hombre). Clarín explica que la mujer “tenía autorización judicial, en el marco de las 96 horas mensuales previstas para visitas íntimas”. En estas unidades familiares, se reduce la vigilancia y el control porque está pensado como un espacio íntimo para los reclusos y sus parejas o familias.

Cuando los guardia cárceles fueron a la unidad encontraron a la mujer sin vida y a la niña sentada. La beba estaba ilesa. El hombre confesó el asesinato y también su intención de suicidarse después de haberlo hecho.

El día 15 Clarín publica una nota en la cual afirman que la mujer estaba siendo amenazada por el hombre. El diario entrevista al tío de la mujer,  Jesús Rivarola, quien explica que “Schiaffino le había dicho que si no iba a verlo le mataría a los hijos, a ella y a todos nosotros”. El hombre mantenía contactos con su familia (también sentenciados como partícipes secundarios del delito de promoción de la prostitución) y con conocidos suyos (que iba a mandar si Ocampo dejaba de visitarlo).

Rivarola también confesó que aproximadamente 20 días antes del asesinato, Ocampo había visitado a Schiaffino y él la golpeó. Como ella no lo volvió a visitar “’Estuvo hace diez días, a la tardecita. Vino con la intención de llevársela’, sostuvo, aunque esa versión no fue confirmada por fuentes del caso”.

De los tres medios que cubrieron la noticia, Crónica y Página12 solo ofrecieron breves. Clarín realizó una cobertura no solo de mayor tamaño sino que hizo un breve seguimiento del caso. Aunque Crónica y Página12 se refieren al caso como un femicidio, cabe destacar que ninguno de los tres medios hizo referencia alguna a que este es un caso de violencia de género ya que la mujer estaba siendo amenazada e incluso fue golpeada por el hombre.

 

Volver