Subscribite a nuestro newslatter

 

PERFIL. 08.04.2007

Aborto: ocho de cada diez mujeres creen que hay que despenalizar

 
POR CYNTHIA GARCIA

Según una encuesta realizada en los principales centros urbanos de la Argentina, 8 de cada 10 mujeres están a favor de algún grado de despenalización del aborto.

Esos fueron los datos arrojados por una investigación que llevó a cabo el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA) sobre 1600 mujeres de entre 18 y 69 años residentes en la Ciudad de Buenos Aires, Córdoba y Rosario.

El sondeo sostiene que la idea de que el aborto debería seguir siendo un delito, como hasta ahora, es francamente minoritaria.

Quienes abogan por la despenalización parcial, que es la opinión predominante (el 47% de la muestra), mencionan como las situaciones que consideran causas legítimas de aborto: al embarazo producto de una violación; el conocimiento de que el bebé tendrá una enfermedad incurable o una malformación grave; que la madre sienta que no se puede hacer cargo, ya sea porque tiene muchos hijos que atender, o porque es menor, o por razones económicas; en ese orden.

El aborto existe y es un dato social que genera divisiones profundas. Pero el número significativo tal vez sea que más del 30 por ciento de la mortalidad materna sea por abortos clandestinos.

En ese contexto Perfil analizó la encuesta con dos posturas opuestas pero abiertas al diálogo: Mabel Bianco, médica especialista en salud reproductiva que preside la Fundación para el Estudio e Investigación de la mujer (FEIM) y el sacerdote con mirada tercermundista Boris Turel, cura párroco de la Iglesia Nuestra Señora del Carmen, en Villa Urquiza.

“Este grupo que está a favor de alguna forma de despenalización es como una minoría silenciosa. Se sienten minoría, por eso no hablan. Les da vergüenza expresarse porque creen que la opinión de ellos es distinta de la de los demás. No saben que están englobados en el pensamiento general. Les pesa toda la carga de culpabilidad y mala prensa que tiene el tema del aborto”, explica Bianco.

“Yo puedo coincidir que estar a favor de alguna forma de despenalización del aborto no significa una postura personal a favor del aborto. Pero por sobre todo está el derecho inalienable de todo individuo humano inocente a la vida. Soy cura hace más de cincuenta años, mirá si he conversado con mujeres, y lo que noto es que lo viven como un drama interior, hay una gran liberación cuando después de mucho tiempo logran confesar un aborto”, sostiene el padre Turel.

TAMBIEN LAS CATOLICAS
Un dato destacado del relevamiento de opinión que realizó ELA es que una cuarta parte de las católicas más comprometidas coincide con la idea de la despenalización total del aborto y el 72 por ciento de estas mujeres que practican la religión está a favor de algún tipo de despenalización.

“Hoy en día católicos son todos y no es nadie. Creen ser católicos e igualmente invocan al Gauchito Gil. Así que el dato de esas mujeres que dicen ser católicas mucho no me preocupa. Comprendo la desesperación de un momento tan difícil, con los problemas de tipo social, familiar o lo que sea. Acuden a una solución rápida desde que el mundo es mundo”, reconoce el presbítero.

“Es que a la hora de tomar una decisión no pesa sobre ellas el concepto religioso que profesen. Es una elección personalísima”, cree la médica.
-Usted, Doctora Bianco, ¿qué postura mantiene?
-Yo creo que hay que despenalizarlo. Cuando una mujer quiere abortar no la para la ley, ni el riesgo que correrá su vida.
-Padre, ¿la mirada de la iglesia no va a cambiar?
-Nunca, porque es una vida indefensa.
-También lo es la de la madre en riesgo.
-Sí, pero esa será una muerte indirecta.

 

 
 

Volver