Subscribite a nuestro newslatter

 

DIARIO JUDICIAL. 18.04.2007

Hay un aumento progresivo de la participación de las mujeres en la justicia

 
El aumento de la participación de las mujeres en el ámbito judicial, profesional y académico fue una de las conclusiones a las que se arribó en el Seminario Internacional de Inserción de las Mujeres en las Profesiones Jurídicas. Sin embargo reconocieron también que en los puestos de poder “seguimos acostumbrados a ver hombres”.

Diariojudicial.com estuvo presente en el Seminario Internacional de Inserción de las Mujeres en las profesiones jurídicas. Tanto el panel como los asistentes estuvieron integrados por mujeres de Francia, Estados Unidos, Inglaterra, Canadá, Alemania e Iberoamérica. Todas ellas relacionadas con profesiones o actividades jurídicas.

Los paneles fueron integrados de manera variada y analizaron tanto la problemática que enfrenta la mujer al insertarse en el ámbito del trabajo jurídico, como la labor especial que el género femenino desempeña al momento de impartir justicia como magistrado.
La mayoría de los trabajos presentados estuvieron orientados a la detección de diversas formas de discriminación, y las razones por las cuales existe todavía en el ámbito judicial un escaso ascenso para las jueces mujeres.

Algunos panelistas aventuraron a explicar que por diversas cuestiones de índole sociológico la mujer estaba atada a una determinada zona geográfica en la que habitaba con su familia. Otros consideraron que las tareas que actualmente desempeñan las mujeres en su hogar, como la crianza de los hijos, dificulta la competitividad igualitaria con el hombre.

Un trabajo estadístico presentado por Luz Caicedo Delgado de Humanas-Colombia revelaría que en muchos países sudamericanos existiría la sensación, por parte de las mujeres, que doctrinas provenientes del machismo continuarían acompañando la elección preferencial de los hombres en los cargos de poder.
El trabajo reveló los estereotipos actualmente vigentes de ambos sexos en el trabajo jurídico: mientras que la mujer era reconocida como más cuidadosa y metódica, el hombre era idealizado como más equitativo y objetivo.

Paola Bergallo de UDESA reveló que sólo el 7% de mujeres fueron sorteadas para evaluar a un aspirante a docente en la Universidad de Buenos Aires cuando el padrón está integrado por un 40% de mujeres.

Por otro lado, existieron análisis que se apartaron de la lucha hombre mujer y se centraron en la no discriminación de género, tanto del hombre como de la mujer en aquellos ámbitos en los cuales se encuentran minoritariamente representados.

En esta línea de pensamiento Aída Kemelmajer de Carlucci comentó diversas sentencias del Tribunal de la Comunidad Europea, la cual aceptaron sólo determinados tipos de acciones positivas para evitar la discriminación de sexos y promover la igualdad de posibilidades de ambos géneros.

Respecto a esta última cuestión, una asistente del público, la titular del INADI, María José Lubertino, reafirmó calurosamente el trabajo que actualmente viene realizando el organismo que conduce para la implementación de acciones positivas de resultado, como la creación de cupos mínimos para las mujeres.

Entre otras conclusiones a las que se llegó en la jornada fueron la cantidad creciente de participación femenina en las magistraturas de grado inferior –primera instancia-, mientras que en funciones de mayor nivel sigue existiendo predominio del sexo masculino.

Igualmente consideraron que se ha avanzado de la situación anterior, ya que año tras año crecen las mujeres que se incorporan las profesiones de contenido jurídico, de hecho se expuso en la jornada en la Universidad de Buenos Aires se reciben más mujeres que hombres.

La jornada se llevó a cabo en el Salón Rojo de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, fue convocado por la misma facultad, el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género, y la Articulación Regional de Justicia y Género.

http://www.diariojudicial.com.ar/nota.asp?IDNoticia=32582
 

 
 

Volver