Subscribite a nuestro newslatter
 
Violencias menos obvias
 

Página12 publicó una nota sobre la reunión de comisiones de Diputados en la que Agustín Larroque agredió verbalmente a Laura Alonso. Sin embargo el diario no repudió la agresión ni la presentó como tal.


El martes 26 tuvo lugar en la Cámara de Diputados hubo reunión de comisiones para tratar el del memorándum de entendimiento con Irán para esclarecer el atentado a la AMIA. En la misma, hubo un cruce entre Andrés Larroque y Laura Alonso que poco tenía que ver con el tema que se estaba tratando pero sí con modos de violencia contra las mujeres menos obvios.

Alonso reclamó por el tiempo de exposición utilizado por del jefe de la bancada oficialista, Agustín Rossi y Larroque le dijo que se callará. Así es como Sebastián Abrevaya, el periodista que firma la nota publicada por Página12, relata lo ocurrido: "Con el clima caldeado, Laura Alonso, del PRO, se paró y gritó “¿Qué pasa, para Rossi no hay reloj?”. A menos de un metro, el diputado kirchnerista Andrés Larroque le decía que se callara y se sentara. “Callate, atorranta”, le dijo y Alonso se desencajó: “Parate y decímelo, prendé el micrófono y decímelo”, repetía desorbitada Alonso, que completó la escena al grito de “cagón”.

La adjetivación al referirse a la diputada es tan inaceptable como el hecho de que la nota pasa por alto que el accionar del diputado no solo es agresivo sino también machista. También vale una mención la reacción general: el silencio.

Tal como señalamos en otra nota publicada en la web de ELA, lo ocurrido en la reunión de Diputados demuestra que pocas personas se escandalizan frente a actos de violencia menos obvios, pero no por eso menos violentos como el acoso, la desvalorización y la cosificación de las mujeres.

Estos silencios permiten la permanencia de una cultura machista, en la que este tipo de agresiones son aceptadas e incluso naturalizadas.

 
 

Volver