Subscribite a nuestro newslatter
 
Una cerveza solo para hombres
 

La cervecería Schneider, en compañía con la agencia publicitaria Ogilvy and Mather Argentina crearon una publicidad gráfica que se burla del acoso sexual arriba del colectivo. Gracias al repudio en las redes sociales, la removieron.


“Perdón, por buscar el roce arriba del bondi”. Ese mensaje apareció el miércoles en algunas paradas de colectivo. La propuesta fue de la cervecería Schneider, más conocida por sus publicidades anti-mujeres que por su cerveza, y formaba parte de la campaña Perdón donde el género masculino pide disculpas por su inmadurez. El problema surge cuando, al hacer una lectura un poco más profunda, vemos que en esa inmadurez están justificados el acoso callejero, el acoso sexual e incluso el abuso sexual.

Tras una larga y dura batalla ofrecida en las redes sociales, la cervecería decidió retirar la publicidad. Página12 publicó el viernes 22 una nota titulada Final para un aviso sexista donde hace un análisis de esta publicidad y de la campaña, sin dejar de lado el historial de publicidades de Schneider.

“La empresa decidió disculparse por el mismo medio y sugirió que el inconveniente residió no en la campaña misma sino en la interpretación ‘alternativa’ dada por las personas que se quejaron”, explica la nota. En su nota de disculpas, la cervecería no se hace cargo del mensaje que dieron en la publicidad sino que adjudican todo el debate a un error de interpretación. Ellos recuerdan que su intención era crear una publicidad desde lo humorístico y que 'nunca fue nuestra intención'”.

De todas formas, esta publicidad se llevó al INADI donde el interventor Pedro Mouratian, denunció que el aviso “banaliza una práctica denigrante hacia las mujeres, como lo es el acoso sexual que se ejerce en el transporte público, que sin dudas constituye discriminación y violencia contra ellas, en transgresión a diferentes leyes y tratados internacionales”.

En el pasado Schneider tuvo otras publicidades polémicas, como la de Hermana en que un hombre “le entrega la hermana” al mejor amigo para que no se vaya de viaje o la de Segunda donde un hombre se queda con la chica fea para que su amigo pueda estar con la amiga. Estos antecedentes son los que permiten afirmar que la marca de cerveza, además de no tener en cuenta los derechos de las mujeres, no piensa en ellas como consumidoras a la hora de idear una nueva campaña publicitaria, pero si las cosifican para lograr aumentar las ventas entre el público masculino. En definitiva, una cerveza solo para hombres.

 
 

Volver