Subscribite a nuestro newslatter
 
Un proyecto para lograr la equidad salarial
 

El diputado nacional Héctor Recalde se encuentra trabajando en la elaboración de un proyecto para evitar la discriminación salarial hacia las mujeres en razón de su género.


El diputado nacional del Frente para la Victoria Héctor Recalde se encuentra trabajando en la elaboración de un proyecto para evitar la discriminación salarial hacia las mujeres en razón de su género. Así lo informaron Página12 y Crónica en sus ediciones del miércoles 27 de marzo y del sábado 30, respectivamente. Si el proyecto se hace ley, las mujeres que ganen menos que sus pares varones por realizar las mismas tareas no sólo podrán reclamar la equiparación salarial sino también una indemnización por la discriminación sufrida.

La propuesta tiene sólo dos artículos. En el primero establece que "toda trabajadora víctima de discriminación salarial motivada en su condición de mujer tendrá derecho, además de la equiparación salarial debida y de las diferencias salariales devengadas, a una suma igual a dichas diferencias a cargo del empleador en concepto de daños y perjuicios". El segundo artículo define que se trata de una ley de orden público.

El texto del proyecto de Recalde aclara que se trata de una medida de discriminación positiva, al igual que la ley de cupo. Además, el proyecto propone que el Ministerio de Trabajo eleve un informe anual de seguimiento a su comisión sobre el estado de tratamiento salarial en relación con las mujeres para derogar la norma una vez alcanzado el estado de igualdad de trato.

Página12 mencionó en su nota los resultados de un estudio reciente elaborado por el Centro de Estudios Mujeres y Trabajo de la Argentina (Cemyt), que dio a conocer en su edición del domingo 3 de marzo, cuyos resultados muestran los factores que influyen en la brecha salarial y laboral entre varones y mujeres. El informe advirtió que "la limitación que implica la presencia de niños/ as en el hogar para la participación laboral de las mujeres es sustancial". El problema se agudiza- señaló la investigación-por la ausencia de políticas públicas para paliar ese escenario que condiciona - o inhibe- la participación laboral femenina. En el caso de los trabajadores registrados, las mujeres trabajan un 22 por ciento menos horas que los varones y en el caso de los no registrados trabajan un 36 por ciento menos, precisa el informe.  En conclusión, siguen siendo las mujeres quienes deben resignar calidad de empleos y salarios para administrar cuidados familiares.

Recalde le dijo a Página12 que también está trabajando en otros proyectos para poder combatir la brecha entre varones y mujeres en el ámbito laboral, como por ejemplo extender a 15 días la licencia por paternidad.

Es necesario que el Congreso priorice la reducción de la brecha salarial y laboral, estableciendo medidas que promuevan la corresponsabilidad entre el trabajo productivo y el reproductivo. En este sentido, podría ser un avance que haya una ley específica que tenga como objetivo combatir la brecha salarial entre varones y mujeres.

 

 

Volver