Subscribite a nuestro newslatter
 

Educación sexual en un cuadernillo
 

El Ministerio de Educación de la Nación emitió su segundo cuadernillo sobre educación sexual para el secundario. Allí se detalla sobre noviazgos violentos, trata de personas y orientación sexual. 
 

Desde el 2006 en todo el país rige la ley nacional 26.150 de educación sexual integral (ESI), una ley que establece a la educación sexual como obligatoria en todas las instituciones educativas ya sean privadas o públicas. A falta de capacitaciones masivas para los docentes, el Ministerio de Salud elaboró un cuadernillo para maestros y maestras con propuestas y contenidos para tratar estos temas en las aulas.

El 10 de mayo, Página 12 publicó una nota en el Suplemento Las 12 titulada La deuda eterna sobre la elaboración por parte del Ministerio de Educación de la Nación del II cuadernillo de Educación Sexual y los nuevos puntos que incorpora: ahora no solo se habla sobre métodos anticonceptivos y cuidado, sino que se incorporan las temáticas sobre noviazgos violentos, trata de personas y discriminación por orientación sexual.

            “En estos libros con formatos de revistas gruesas lo que hace el Ministerio de Educación es escribir consejos prácticos para poder llevar a la práctica las clases de educación sexual”, destaca Luciana Peker, autora de la nota. Los cuadernillos además de tener la información necesaria, plantean situaciones para entablar debates o utilizarlos de ejemplo. La importancia no es solo que los docentes reconozcan la situaciones, sino que los alumnos sepan lo que sucede, como actuar y tengan completo conocimiento sobre cuáles son  sus derechos.
 


 

“La importancia del cuadernillo es tal que ningún adolescente debe pasar por el secundario sin saber que tiene derecho a recibir información en un hospital, a ser escuchado en una consulta médica; que les hablen con palabras que entiendan sobre formas y métodos anticonceptivos; que no los juzguen: nadie puede negarles información o la atención médica por sus elecciones sexuales, ser atendidos si van solos al centro de salud; buscar información y métodos anticonceptivos; hacerse un test de embarazo; consultar todas sus dudas relacionadas con su sexualidad y con su salud”, describe la nota.

La educación sexual, a pesar de ser obligatoria por ley, encuentra constantes trabas para su correcta puesta a cabo. El cuadernillo actúa como un reemplazo a la falta de capacitaciones a docentes y se convierte en un elemento imprescindible para ellos. De todas formas, hay provincias que se niegan a la utilización de estos cuadernillos. En septiembre de 2011 Salta fue noticia cuando la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales denunció que el Ministerio de Educación de esa provincia había devuelto 6000 cartillas sobre ESI.

A pesar de la existencia de estos cuadernillos, que fueron realizados por expertos consultando a distintas organizaciones, es importante recalcar que esto es solo una parte del problema. Es necesario avanzar en la correcta y completa aplicación de la ley 26.150 y en las capacitaciones. La educación sexual tiene que llegar a todas las escuelas para educar a los niños y adolescente. Prevenir, en vez de curar.


Volver