Subscribite a nuestro newslatter
 
Misoginia y política
 

En un intento de crítica a la Presidenta, Hilda “Chiche” González de Duhalde cuestionó si las mujeres “están listas para ejercer la política”. Pura misoginia por parte de una mujer.

(Buenos Aires – 27 de agosto de 2013) - Cristina nombró a Chiche. Chiche se enojó y le devolvió el comentario. Pero, al hacerlo, quedó al frente de fuertes críticas. En su cuenta de Twitter, la Presidenta escribió que “Ahora quieren hacer el Plan Duhalde II. Con carita más joven. Si hasta tiene su ‘chiche’. Yo me acuerdo. Era senadora”. Y Duhalde cuestionó si las mujeres “están listas para ejercer la política”.

Página12, publicó el día 16 de agosto, un informe especial analizando las declaraciones de Duhalde y consultó con distintas referentes del ámbito político, donde las repercusiones también fueron inmediatas. “Chiche Duhalde está retrocediendo cien años en la historia”, observó Mara Brawer, diputada del Frente Para la Victoria y advirtió que además “es una mala enseñanza para nuestros hijos que una mujer hable así de las mujeres”, explica la nota de Laura Vales titulada Chiche mandó a las mujeres a lavar los platos.

Duhalde misma es una mujer con una larga trayectoria política que incluyó funciones como  senadora y diputada. Sin embargo, para atacar a la Presidenta, cuestionó la capacidad de las mujeres para ejercer política por el simple hecho de ser mujeres. E incluso, aseguró: “Me parece que tiene que entrar en el debate nacional si la mujer está preparada para ejercer la política per se, con sus características, con sus condiciones y convicciones, o si simplemente va a acompañar el proyecto de alguien”. Y agregó: “La mujer no participa masivamente en política. Aún es más cosa de hombres”.

Al hacer estos comentarios (y otros en la misma dirección), Duhalde reprodujo el discurso misógino que tiene la política, según el cual solo los hombres están capacitados para ejercer cargos públicos. Pero al mismo tiempo abrió el debate sobre cuál es el rol de las mujeres dentro de la política. ¿Ofrecen ellas algo distinto? ¿Tienen la responsabilidad de ofrecer algo distinto a los varones a la hora de tomar decisiones, votar y trabajar?

Es incorrecto pensar en un colectivo “mujer” y crear la separación con los varones. Cada mujer que forma parte del ámbito político piensa de forma distinta y ese colectivo en realidad son muchos individuos clasificados bajo su género. El problema surge cuando es la sociedad quienes ven a esas sujetas de forma distinta por ser mujeres y esperan resultados distintos por su condición Las expectativas que se ponen sobre ellas: no todas las mujeres opinan igual, no todas tiran para el mismo lado. Pero su presencia permitió hablar sobre otros temas antes desconocidos: derechos sexuales y reproductivos,  violencia de género, niñez y familia, aborto, entre otros.

En la nota Un pensamiento retrógrado, también publicada en Página12, la politóloga Jutta Marx, estudiosa del cupo femenino legislativo  explicó que a diferencia de de Fernández y Duhalde, las mujeres que forman parte de la política “tienen larga historia de militancia en sus partidos políticos, también que han ejercido antes un cargo legislativo o han tenido alguna experiencia en el Poder Ejecutivo nacional o a nivel provincial como ministras, o al frente de secretarías o subsecretarías”.

Los comentarios de Duhalde terminaron siendo un auto-ataque. Cuestionó su propio trabajo y trayectoria. Demostró tener una ideología misógina, no por las decisiones políticas tomadas, sino al cuestionar si por ser mujer, la Presidenta, puede estar en la posición en la que está y tomar medidas lógicas. 

 
 

Volver