Subscribite a nuestro newslatter
 
De emoción violenta a cadena perpetua
 

El ex baterista de Callejeros, fue condenado a cadena perpetua por el crimen de su esposa, Wanda Taddei. Antes, el Tribunal Oral en lo Criminal Nº20 le había dado una condena atenuada por “emoción violenta”.

La historia es conocida. Llegó a convertirse en un caso paradigmático de violencia de género tanto por sus protagonistas y sus historias personales como por la seguidilla de casos similares que se produjeron después. El 10 de febrero de 2010, Eduardo Vásquez, ex baterista de Callejeros, roció con alcohol a su esposa Wanda Taddei y le prendió fuego. Once días más tarde, falleció en el Hospital de Quemados.

Pasaron dos años hasta que Vásquez fue llevado a juicio y el 14 de junio de 2012, el Tribunal Oral en lo Criminal Nº20 dictó la sentencia. La condena debería haber sido a cadena perpetua ya que se trató de un asesinato agravado por el vínculo, pero los jueces consideraron que Vásquez actuó bajo “emoción violenta” y le redujeron la sentencia a 18 años.

Los reclamos (de grupos feministas en su mayoría) sobre el veredicto se hicieron escuchar con rapidez. El Tribunal justificó su decisión argumentando que Taddei estaba en un estado de ira y que, al cortar la luz, disparó la fobia de Vázquez (producto de su experiencia con Cromañón). Pero el pasado 18 de septiembre, la Cámara Federal de Casación Penal modificó la sentencia de primera instancia descartando la emoción violenta y agravando la pena a cadena perpetua.

Tras seguir este caso desde el primer día, los medios de comunicación no dejaron de lado este nuevo giro en la causa y los cuatro medios monitoreados hicieron eco del reciente evento. En sus ediciones del pasado 19 de septiembre, Clarín, Crónica, La Nación y Página12 publicaron la medida tomada por la Cámara haciendo hincapié en las fallas de la defensa de Vásquez (se logró demostrar que Taddei estaba sentada, fue rociada desde arriba y que hubo una llama y no un cigarrillo como argumentaba en imputado) y el error del atenuante.

Los cuatro medios mencionaron que esto “no fue emoción violenta sino el paso final de un vínculo violento”, como publicó Clarín mientras que Crónica habló de un fallo “con toda dureza” que “condenó ayer a prisión perpetua al ex baterista de Callejeros, Eduardo Vásquez, por el crimen de su esposa Wanda Taddei, al revocar la pena a 18 años de cárcel impuesta en un juicio oral y entender que le prendió fuego de manera intencional y así le causó las heridas que derivaron en su muerte”. De todas formas, Crónica falló al publicar un antes y después de Taddei que incluyó la foto de la mujer entubada entrando al hospital.

Lo importante a destacar de la cobertura es que los medios hablaron de cómo este caso marcó un antes y un después en la forma de ver la violencia de género en el país. Página12 señaló: “Y si bien fue uno de los casos conocidos sumados al debate contra la violencia de género, como lo demuestra el fallo, el vínculo de Taddei como esposa no requería del artículo del femicidio para alcanzar la condena a perpetua”.

Por su lado Clarín publicó: “Cuando finalmente murió, luego de 11 días de dolorosa agonía, Wanda Taddei se convirtió en un símbolo de la violencia que muchas mujeres sufren todos los días en Argentina”. En La Nación, el editor hizo un comentario de porqué este fallo fue importante argumentando que “marca un fuerte hito en la visibilización de la violencia de género con una sentencia ejemplificadora”.

Solamente Clarín y Página12 hablaron de uno de los puntos más importantes que tuvo el femicidio de Taddei: el número de casos similares que se produjeron y la amenaza “Te voy a quemar como a Wanda”. “Su caso se convirtió en emblemático pero, además, detonó una escalada de mujeres incendiadas, casi siempre a solas con su pareja”, publicó Clarín, mientras Página12 detalló: “Después del caso de Wanda Taddei, se registraron otros 66 femicidios con las mismas características. Los agresores, por otra parte, ni siquiera fueron juzgados en la mayoría de los casos y se quedaron con la custodia de los hijos a cuyas madres mataron”.  

El caso de Wanda Taddei es uno de los más importantes a nivel nacional en materia violencia de género. El juicio fue repudiado por varias organizaciones y ahora, finalmente, tuvo el final que se esperaba en ese primer fallo. Aunque su abogado anunció que va a llegar hasta la Corte Suprema, Vásquez sigue en el penal de Ezeiza donde cumple su sentencia.

 
 

Volver