Subscribite a nuestro newslatter
 
La sentencia, dos años mas tarde
 

Tras el fallo en diciembre de 2012 que absolvió a todos los acusados de la desaparición de Marita Verón, la Corte Suprema de Justicia tucumana condenó a 10 de los 13 imputados a penas de entre 15 y 22 años de prisión. Aquí, analizamos la cobertura de los medios de prensa sobre el caso.

(Buenos Aires, 16 de abril de 2014) - El 3 de abril de 2002 su familia la vio por última vez. A partir de ese momento, Susana Trimarco, su madre, comenzó una búsqueda que logró visibilizar la realidad de la trata de personas en Argentina. Trimarco no solo rescató a muchas chicas de redes de prostitución, sino que logró encontrar a las personas culpables del secuestro de su hija, María de los Ángeles Verón (más conocida como Marita).

 El juicio comenzó en febrero de 2012 y en diciembre se conoció la sentencia: todos absueltos. Los medios de comunicación expresaron la misma indignación que sentía la sociedad. Un año más tarde, en diciembre de 2013, la Corte tucumana revocó la sentencia y condenó a los acusados que el pasado miércoles 9 de abril recibieron sus sentencias: entre 15 y 22 años de prisión.

 Una vez más, los medios reflejaron el caso recurriendo a la voz de Trimarco como eje central de las notas. La Nación tituló: Provocaron alivio las condenas de hasta 22 años por el caso de Marita Verón. Detallaron las sentencias de cada uno de los acusados y remarcaron el apoyo que Trimarco tuvo por parte de la Presidenta de la Nación: “la política jugó un factor clave para dar vuelta el caso. La presidenta Cristina Kirchner impulsó varios proyectos para ‘democratizar la Justicia’” haciendo referencia a los proyectos impulsados desde el Poder Ejecutivo en respuesta a lo que se consideraba una muestra de una sentencia alejada de la justicia.

 Por  otro lado, Clarín tituló Marita Verón: penas de hasta 22 años de prisión. A diferencia de La Nación y Página12 que utilizaron fotografías de Trimarco, Clarín ilustró la nota con la imagen de Derobertis, uno de los acusados, mientras se retiraba del tribunal custodiado. Desplegaron los nombres y fotos de los 10 sentenciados (de los 13 originales, Lidia Irma “Mamá Lili” Medina falleció en prisión en febrero de este año y para la Corte no había más que “sospecha desprovista de la certeza necesaria” para considerar responsables a María Jesús y Víctor Rivero). Clarín repasó brevemente el caso y el fallo absolutorio de diciembre del 2012: “La sentencia causó indignación en la opinión pública y cuestionamientos de todo tipo a sus firmantes”.

 Mientras que La Nación habló de “alivio” y Clarín, de “duras penas”, Página12 consideró esta nueva condena como “justicia”. La nota escrita por Soledad Vallejos (autora del libro Trimarco. La mujer que lucha por todas las mujeres quién siguió el caso desde el principio) se tituló Doce años después, llegó el día de la justicia. Además de la voz de la madre de Marita, quien habló con todos los medios después de la lectura de la sentencia, Página12 entrevistó al abogado de la querella, José D’Antona. También se publicó un dato que los otros diarios obviaron: “Entre el fin de la audiencia y la primera hora de la noche, nueve de los condenados fueron trasladados para cumplir prisión preventiva, mientras que la décima condenada fue conducida a una casa en la que cumplirá prisión domiciliaria al menos durante los siguientes quince días”.

 Página12 buscó darle otro lugar a las mujeres rescatadas de redes de trata (muchas chicas fueron testigos durante el juicio) y entrevistaron a Zaida Gatti, titular del programa contra la trata, en una nota titulada La reivindicación de las víctimas.

 A pesar de pequeñas diferencias en la información brindada, los tres medios replicaron las palabras de Susana Trimarco: 12 años después de su secuestro, Marita sigue sin aparecer y es su mamá quien representa su voz. "Estamos contentos. Algo de justicia hemos conseguido por Marita y por todas las chicas. Esperaba mucho más, pero igual estoy conforme", afirmó Trimarco mientras aseguró que va a seguir luchando, hasta el día que averigüe qué hicieron con su hija.

Enlaces:

 

 
 

Volver