Subscribite a nuestro newslatter
 

Una investigación iniciada contra una mujer por aborto fue declarada nula

 

Una sentencia de Salta declaró la nulidad de una investigación por aborto abierta contra una mujer a partir de la denuncia realizada por un médico, ya que éste tomó conocimiento del hecho cuando concurrió a un hospital por complicaciones.

(Buenos Aires, 28 de abril de 2014) - El 21 de marzo el Juez de Garantías Pablo Arancibia, a cargo del Juzgado de Garantías de Primera Nominación de la Provincia de Salta, resolvió declarar la nulidad absoluta de todo lo actuado en una causa iniciada por aborto. N. N. L. había llegado al hospital para salvar su vida, ya que se había practicado un aborto y requería atención médica. Sin embargo, el médico que la atendió realizó una denuncia y el Fiscal Federico Gabriel Portal inició contra ella una investigación.

Frente a esta situación la Defensa de N. N. L. presentó un recurso de nulidad, argumentando que en el inicio de la investigación se ha avasallado el principio constitucional que prohíbe la autoincriminación, según el cuál nadie está obligado a declarar contra sí mismo. El Fiscal, por su parte, sostuvo que “[el] Código Procesal Penal no señala la prohibición ni menos la nulidad de la denuncia formulada por un profesional del arte de curar en las condiciones citadas sino que solo apunta que no es obligatoria (…).”

En la sentencia se reafirma, una vez más, que la denuncia iniciada en violación a la obligación de guardar el secreto profesional por parte del médico que atendió a N. N. L., así como también violando el principio de no autoincriminación y su derecho a la intimidad, es nula. En efecto, afirma que esta es la línea jurisprudencial seguida desde los famosos precedentes “Natividad Frías” y “Baldivieso”, y que tampoco se han dado argumentos sólidos para apartarse de ella.

Es importante dejar en claro que no existe obligación del personal médico de realizar una denuncia cuando toma conocimiento del hecho cuando la mujer se vio en la disyuntiva entre ir al centro de salud, o enfrentar sola una posible infección mortal. Pero más importante aún es recordar que el personal de salud no sólo no tiene la obligación de denunciar, sino que  tampoco está facultado para hacerlo y puede tener que responder penalmente por este acto.

La sentencia completa en nuestro Observatorio de Sentencias Judiciales

 
 

Volver