Subscribite a nuestro newslatter
 
Apología del piropo
 

Diez días después de que finalizara la Semana internacional contra el acoso callejero, el Jefe de Gobierno porteño opinó que a las mujeres les gustan los piropos aunque sean groseros, desatando fuertes críticas de distintos sectores.

(Buenos Aires, 29 de abril de 2014) - “En el fondo, a todas las mujeres les gusta que le digan un piropo. Aquella que dice que no, que me ofende, no le creo nada. Porque no puede haber nada más lindo que te digan qué linda sos. Por más que esté acompañado de una grosería, no sé, que te digan qué lindo culo que tenés. Está todo bien”, dijo Mauricio Macri, jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, al aire de FM Masters, una radio de Ushuaia.

Los dichos del Jefe de Gobierno porteño desataron la polémica y las críticas no tardaron en llegar. No sólo por el contenido sexista de una opinión que pone en duda la palabra de las mujeres cuando muestran rechazo, sino porque Macri parece ignorar que siendo una figura pública sus declaraciones contribuyen a la formación de opinión. El pedido de disculpas tampoco fue considerado suficiente: seguía faltando una reflexión más profunda sobre el fondo del tema.

Los comentarios del jefe de Gobierno ocurrieron diez días después de que finalizara la Semana internacional contra el acoso callejero. En Argentina, el grupo Acción Respeto realizó una llamativa campaña tanto en las redes sociales como en la vía pública bajo el lema “Si te incomoda leerlo, imagínate escucharlo”.  Los afiches realizados por este colectivo, que reúne tanto a mujeres como a varones, reproducían algunos dichos que los hombres suelen destinar a las mujeres que se cruzan a su paso. Hubo actividades en la Ciudad de Buenos Aires, en el conurbano bonaerense, La Plata, Tandil, Catamarca, Córdoba, Chaco, Chubut y Corrientes. 

Verónica Lemi, ideóloga de la iniciativa, manifestó en diferentes entrevistas su sorpresa por la adhesión que tuvo la movida, que actualmente cuenta con más de 37 mil seguidores en Facebook.  La campaña tuvo una gran repercusión en los medios de comunicación, incluso en muchos donde habitualmente no se abordan cuestiones de vinculadas con los derechos de las mujeres. Pero además, la organización logró poner en la agenda un tema poco debatido en la sociedad en general.

Según una encuesta reciente de la Universidad Abierta Interamericana un 72,4% por ciento de las mujeres consultadas les habían silbado, gritado o deslizado palabras vulgares mientras transitaban por la calle en los últimos tiempos. Y reveló que el 59,2 por ciento de ellas dijeron sentirse incómodas, intimidadas e incluso violentadas.

Tal como señala algunos de los afiches, las mujeres no queremos sentirnos valientes cuando salimos a la calle. Queremos sentirnos libres.
 
 

Volver