Subscribite a nuestro newslatter


La República (Corrientes). Sociedad. 12/11/2014
La Facultad de Derecho se suma a la lucha contra la violencia de género
 
La decana de la institución firmó ayer un convenio para la realización de investigaciones sobre temas vinculados a la mujer.
 
La Facultad de Derecho, Ciencias Sociales y Políticas de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) firmó ayer un convenio de cooperación con la organización Mujeres de la Matria Latinoamericana (Mumala) y el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA). La rúbrica tuvo lugar en el edificio histórico de la Facultad, donde se firmó también el primer acuerdo de trabajo que regula aspectos formales para el desarrollo conjunto de acciones y tareas de formación, investigación, y extensión universitaria sobre estudios vinculados al género femenino y derechos específicos de la mujer.
La decana de la Facultad de Derecho de la UNNE y directora del Observatorio de Igualdad de Género y Derechos Humanos, Verónica Torres de Breard; la coordinadora provincial de la organización Mumala, Leticia Gaúna; y la directora ejecutiva de ELA, Natalia Gherardi, firmaron el acuerdo de cooperación y colaboración para realizar trabajos de investigación, capacitación y proyectos de extensión que involucren a la Facultad a través de sus cátedras, el Seminario de Derechos Humanos y el Observatorio.
“A través de estas actividades pretendemos desde la Universidad, y la Facultad en particular, aportar una visión con perspectiva de género que pueda significar un avance contra este problema tan acuciante que es la violencia de género, en todas sus representaciones”, señaló Torres de Breard.
Acompañaron la firma la profesora titular del Seminario de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de la UNNE, Mónica Anís; la secretaria de Investigación y Vinculación Internacional, Hilda Zárate; y la secretaria de Posgrado, María Susana Surt.
El acta convenio contiene 5 cláusulas. La 1ª indica que el convenio tiene por objeto establecer el acuerdo de vinculación académica para el desarrollo de actividades de formación, de investigación, de extensión universitaria, de trabajo en red y de capacitación de distintos actores sociales y políticos, universitarios y no universitarios, que involucren la participación de las partes y su vinculación con la sociedad.
“La idea es articular el trabajo que venimos haciendo desde nuestros espacios, y generar instancias de investigación en la región sobre los casos y los ámbitos donde se producen, así como instancias de capacitación para la sociedad civil y los profesionales en contacto con las víctimas para que no reproduzcan la violencia contra ellas”, apuntó Gaúna.
 
 

Volver