Subscribite a nuestro newslatter
 
Odio de género: el mal inexplicable
 

Nicole Sessarego Bórquez fue asesinada en la puerta de su casa a mediados de julio. Casi 4 meses más tarde, se encontró al  sospechoso del asesinato, Lucas Adrián Azcona. El juez de la causa definió el crimen no como un femicidio, sino como un homicidio por odio de género.

(Buenos Aires, 26 de noviembre de 2014) - Nicole Sessarego Bórquez era una estudiante chilena que vivía en Buenos Aires y cursaba la carrera de Comunicación Social en la UBA. El 15 de julio pasado fue encontrada asesinada en la puerta de su casa, con las llaves en la mano. Casi cuatro meses más tarde, se encontró al principal sospechoso del crimen. Lucas Adrián Azcona fue reconocido por su padre tras la difusión pública de un video tomado por una cámara de seguridad, tras lo que llamó a la Policía para entregarlo a la Justicia.

Hasta ahí el caso no se diferenciaba mucho de otros femicidios. Los peritos continuaron con las investigaciones y centraron su atención en la búsqueda de una relación entre víctima y victimario, que todavía no pudo establecerse. Según lo sospechado, Azcona estaba saliendo del subte cuando vio a Sessarego y la siguió hasta el lugar donde la asesinó.

El 26 de noviembre, los medios de comunicación dieron a conocer el procesamiento dictado por el juez Luis Zelaya en el cual adjudica que “las puñaladas evidentemente fueron realizadas con odio de género”. De esta forma, el victimario (quien previamente había sido declarado imputable), “fue procesado ayer con prisión preventiva por el delito de ‘homicidio calificado por odio de género’, figura que contempla la pena máxima de prisión perpetua", explicó Clarín en la nota titulada Nicole: para el juez el acusado la mató por odio a las mujeres. Por su lado, La Nación en la nota Para el juez, Azcona odiaba a las mujeres destacó que el agravante de odio de género es “usado por primera vez desde la última reforma del Código Penal”.

De los cuatro medios monitoreados, fueron Clarín, La Nación y Página12 los que publicaron los términos de la decisión del Juez. En los tres artículos se destacó que según los psicólogos, el imputado sabía lo que estaba haciendo. En su nota titulada Un crimen por "odio de género" Página12 agregó que los peritajes “además de determinar que es responsable de sus actos establecieron la presencia de ‘rasgos misóginos’ muy marcados en su personalidad". Mientras Sessarego quedó presentada por los medios como la víctima que estaba ‘en el lugar y el momento equivocado’,  Azcona es caracterizado como el sujeto que con frialdad y odio la siguió con el  único fin de asesinarla. Clarín describe la escena en estos términos: “la madrugada del 15 de julio, día del crimen de Nicole, Azcona no estaba a la búsqueda de una chica que respondiera a un parámetro determinado desde el punto de vista físico, simplemente que se ‘adecuara al género femenino’ y que estuviera sola”.

Sin embargo, luego del planteo de una víctima “inocente”  como sin duda es Nicole, y toda víctima de femicidio, en la historia que relatan los medios de comunicación aparece otra mujer sindicada como ‘responsable’ de lo ocurrido. De acuerdo a la opinión de los psicólogos, habría sido la madre del imputado quien desató la misoginia en el joven. Página12 asegura que según el juez “ese odio es una derivación de la ’fría, conflictiva y violenta relación’ que el imputado tenía con su madre, según concluyeron los peritos”. La madre es, por lo tanto, ‘culpable’ de generar  en el joven ese odio cuya consecuencia fue el asesinato de la estudiante chilena.

En la justificación del Juez que presentan los medios se lee que se eligió el agravante de “odio de género” en vez del que requiere un “contexto de violencia de género”  para caracterizar el femicidio ya que no existía relación previa entre el victimario y la víctima. Página12 consultó con Ada Rico, presidenta de la Asociación Civil La Casa del Encuentro quien explicó: "Creo que lo que hizo el juez (Luis Zelaya) es desvirtuar lo que dice la modificación del artículo ochenta del Código Penal, que es que un femicidio es matar a una mujer por su condición, más allá de que hubiera o no una relación".

De acuerdo con la reforma del artículo 80 del Código Penal (aprobada en diciembre de 2012) se impondrá reclusión perpetua o prisión perpetua, al que matare: (1º) A su ascendiente, descendiente, cónyuge, ex cónyuge, o a la persona con quien mantiene o ha mantenido una relación de pareja, mediare o no convivencia; …. (4º) Por placer, codicia, odio racial, religioso, de género o a la orientación sexual, identidad de género o su expresión; … (11) A una mujer cuando el hecho sea perpetrado por un hombre y mediare violencia de género y (12) Con el propósito de causar sufrimiento a una persona con la que se mantiene o ha mantenido una relación en los términos del inciso 1°.
 
 

Volver