Subscribite a nuestro newslatter
 
Disculpas por incumplir con los abortos no punibles
 

El Estado nacional y el de la provincia de Buenos Aires debieron pedirle públicamente disculpas a LMR, uno de los casos emblemáticos de incumplimiento del derecho al aborto no punible contemplados en nuestro Código Penal desde 1921.

(Buenos Aires, 16 de diciembre de 2014) - En 2006, con 19 años de edad y una edad mental de 10, LMR fue violada por un tío y quedó embarazada, pero en la provincia de Buenos Aires le negaron su derecho al aborto legal. Oriundas de la localidad de Guernica, en la zona sur del conurbano bonaerense, su madre y su hermana la acompañaron durante esas semanas de lucha para que se cumpliera con el artículo 86 del Código Penal y se respetara el derecho de la adolescente a interrumpir ese embarazo forzado. El pedido recorrió todas las instancias judiciales hasta llegar a la Suprema Corte bonaerense, que falló a su favor y aclaró que no era necesaria la autorización judicial. Sin embargo, el hospital público de La Plata se negó a realizar la práctica y LMR terminó en una clínica privada gracias a la gestión de distintas organizaciones de mujeres. 

Ocho años después, el Estado nacional y el de la provincia de Buenos Aires le pidieron públicamente disculpas por haberle negado su derecho a un aborto no punible en un hospital público, contemplado en el Código Penal desde 1921. Es la primera vez que en el país se hace un acto de reparación simbólica por una violación de los derechos sexuales y reproductivos. Carlos Pisoni, subsecretario de Promoción de Derechos Humanos, Mariana Grass, presidenta del Consejo Nacional de las Mujeres y Kibo Carlotto, Secretario de Derechos Humanos bonaerense fueron las autoridades que tomaron la palabra en el acto celebrado en la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires.

El acto se realizó en el marco de una resolución del Comité de Derechos Humanos de la ONU, que hace tres años dictaminó que la obstrucción del aborto permitido por el Código Penal constituyó una violación de los derechos humanos de LMR, y ordenó al país proporcionarle “medidas de reparación que incluyan una indemnización adecuada” y “tomar medidas para evitar que se cometan violaciones similares en el futuro”.

La demanda contra el Estado argentino fue promovida el 25 de mayo de 2007 por el Instituto de Género, Derecho y Desarrollo de Rosario (INSGEAR), el Comité de América latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (CLADEM) y la Asociación Católicas por el Derecho a Decidir (CDD), de Córdoba. Las tres organizaciones fueron las que convocaron al acto de reparación y sus representantes estuvieron presentes al igual que Estela Díaz, que también acompañó desde los inicios a LMR y su familia.

Aunque el Fallo F.A.L de la Corte Suprema de Justicia de la Nación puede ser considerado como una de las medidas tomadas por el Estado para que los casos como el de LMR no se repliquen, las organizaciones de mujeres no nos cansamos de denunciar el incumplimiento de este derecho. El acceso a los abortos no punibles es un derecho que las humanas en Argentina no pueden ejercer.  

Enlaces

 
 

Volver