Subscribite a nuestro newslatter
 

El tema del verano: la estética femenina

 

Durante febrero se publicaron diversas noticias centradas en la estética de las mujeres y la presión social que sufren. Un repaso desde Uma Thurman y su “no cirugía” hasta Chivilcoy y el cese a los concursos de belleza.

(Buenos Aires, 26 de febrero de 2015) - La estética es importante: la vestimenta, el físico, cuentan, aparentemente, mucho. Pero la importancia de la apariencia siempre fue más exigente para las mujeres que para los varones. Desde niñas, al sexo femenino se le impone una estética relacionada con el rol femenino y los estereotipos que este acarrea. Pero, ¿qué pasa cuándo a las mujeres solo se las reconoce por estos valores?

Durante el mes de febrero, tanto Clarín como Página 12 escribieron sobre la temática de la estética. El viernes 6, Página 12 publicó una nota titulada Las bikinis de la polémica que relata como “la intendencia de la capital de Chubut auspicia un concurso de belleza en el que se valora a las participantes exclusivamente por su cola”. Este evento, que se llevó a cabo en Rawson y fue organizado por una FM privada, contó con el apoyo de “la sede de Turismo, Cultura y Deportes de la municipalidad”. A las mujeres que participan del bikini open se las juzga por su apariencia física y la que resalte por sobre sus competidoras, se lleva una importante suma de dinero. El año pasado, la ganadora fue una chica menor de edad. Como contrapunto, Página12 dio cuenta en la misma edición de la ordenanza aprobada por el Consejo Deliberante de Chivilcoy que ordena el cese de los concursos de belleza con patrocinio oficial.

Desde hace años (o siglos) las mujeres son sometidas a una constante objetivación donde lo importante es su cuerpo y su apariencia. No solo se busca una figura esbelta, sino un rostro joven. Pero así como en las mujeres se requiere una juventud casi eterna, por el contrario, en los hombres se  admiran  las canas. Mientras que las arrugas masculinas  representan sofisticación, las femeninas son signo de descuido.

Sin embargo en la sociedad se manifiestan  contradicciones vinculadas con este tema.. Al mismo tiempo que se juzga de manera negativa la apariencia avejentada de una mujer (principalmente aquellas que están bajo el constante escrutinio público como actrices u otras personalidades públicas), aquellas que se someten a cirugías plásticas son muchas veces criticadas y hasta ridiculizadas por hacerlo. Recientemente se conocieron unas fotos de la actriz estadounidense Uma Thurman en la presentación de su nueva película. Los medios a nivel mundial no tardaron en hablar sobre lo diferente que se veía su rostro. Clarín tituló: Uma Thurman, irreconocible tras operarse la cara y aseguró que la actriz “cambió de opinión acerca de las cirugías plásticas y ayer a la noche en Nueva York mostró su rotunda transformación”.

Pocos días más tardes, Thurman se presentó ante un canal televisivo para realizar una entrevista y hubo sorpresa (y alivio) al ver que lucía tal  como todos la recordaban. “Parece que a nadie le gustó mi maquillaje", bromeó. Antes de ella, la también actriz Renee Zellweger sufrió el mismo escrutinio y críticas tras aparecer con un rostro aparentemente modificado gracias a las cirugías. Se exige una apariencia joven, pero se repudia el exceso de bisturí y se aplaude a aquellas mujeres que se muestran contrarias a estos procedimientos. Recientemente Meryl Streep declaró que as mujeres mayores de 40 son consideradas “brujas” en Hollywood. Para la actriz, la manía por la belleza y la juventud de muchos de sus colegas (y se refería tanto a mujeres como a hombres) es ‘exagerada y ridícula’”.

Si no es por as cirugías estéticas o el maquillaje, las mujeres son sometidas al Photoshop. Cada foto que aparece en las revistas es sometida a un exhaustivo proceso de edición en el cual todo tipo de “imperfección” es borrado, cortado,  mejorado. En los últimos tiempos se ha podido apreciar en algunas revistas una pequeña leyenda que advierte sobre el uso de esta técnica. Pero muchas veces los retoques son excesivos. La revista estadounidense Instyle fue duramente criticada por haber “blanqueado” a una actriz negra, tal como señaló ClarínIV en su edición del jueves 12. En general, la imagen de la mujer blanca, joven y con un cuerpo delgado continúa siendo la predilecta.

En la nota titulada Con menos pudor, más mujeres se animan a mostrar su cuerpo real publicada también en Clarín, Ana Jufe médica nutricionista y asesora del programa de adolescencia del Hospital de Clínicas asegura: ’Me parece muy alentador que podamos avanzar hacia eso: que baje la obsesión con el cuerpo, más al estilo de lo que sucede en Europa. Cambiar el paradigma de ser delgadas sólo por estética (querer un cuerpo perfecto, enfermarse, no comer, vomitar) a otro en donde el ideal sea un cuerpo saludable y activo’”.   

En la última entrega de los premios Oscars, que se llevó a cabo el 22 de febrero, se impulsóla campaña #AskHerMore (Pregúntale más) donde se pidió a los entrevistadores y periodistas que a las actrices no solo le pregunten por el diseñador de sus vestidos, las dietas para estar en forma o el tiempo que les llevó arreglarse, sino que se les realice preguntas creativas que apunten a su trabajo y sus capacidades. Esta revolución impulsada por el grupo The Representation Project fue recibida con mucho entusiasmo por parte de las actrices: “Somos más que vestidos… Estamos orgullosas de hablar de nuestro trabajo”, declaró Emma Stone.
 

Volver