Subscribite a nuestro newslatter
 

El tema que sigue siendo tabú político: el derecho al aborto

 

En una entrevista con Radio Nacional Rock, el nuevo ministro de Salud, Daniel Gollán, opinó acerca de la necesidad de “cumplir la ley” e impulsar un debate serio sobre el aborto. Alberto Fernández, jefe de Gabinete, salió a aclarar que el tema “no está en la agenda” del Gobierno.

(Buenos Aires, 4 de marzo de 2015) - A solo cuatro días de haber sido nombrado ministro de Salud, Daniel Gollán, protagonizó su primera polémica. En una entrevista en Radio Nacional Rock en la que se refirió a la necesidad de “cumplir la ley” e impulsar el sistema de consejerías pre y post aborto (al estilo de la estrategia de reducción de riesgos y daños que implementó Uruguay previo a la legalización de la práctica) el ministro propuso “iniciar un debate serio” con respecto al aborto. Sin embargo, al poco tiempo de las declaraciones, Aníbal Fernández, jefe de Gabinete, aclaró que el gobierno no tiene al aborto en agenda.

Se estima que en Argentina se realizan 500 mil abortos clandestinos por año y esta sigue siendo la principal causa de muerte materna. En este contexto, cuando se le preguntó a Gollán al respecto, comentó: “Desde el punto de vista del sanitarismo uno tiene que hacer algo. Vamos a propiciar un debate maduro con todos los sectores de la sociedad”. El ministro se refirió a la experiencia de Uruguay con las  consejerías pre y post aborto.

Inmediatamente las redes sociales se hicieron eco de las declaraciones del Ministro. Incuso, desde un sector del feminismo se celebró que el titular de la cartera de Salud a nivel nacional mencione el tema en una entrevista, un cambio significativo respecto de los últimos años. Pero además, hubo optimistas que interpretaron las palabras de Gollán referidas a la ley vigente (es decir a los abortos no punibles) como una puerta hacia la despenalización del aborto. Sin embargo, Aníbal Fernández puso fin a cualquier ilusión al respecto al afirmar que si estuviese en los planes de la Presidenta hablar del tema “la oportunidad hubiera sido decirlo el domingo” en la apertura del año legislativo. Así, este debate necesario para la sociedad queda una vez más ignorado por la política, aunque, según Gollán esta es “una discusión que la sociedad argentina viene dando hace mucho tiempo”.

En dialogo con Clarín, funcionarios de la Jefatura alegaron haberse sorprendido con las declaraciones del Ministro. También dijeron que a la hora de realizar la entrevista, Gollán “’no midió adecuadamente’ la fluida comunicación entre Cristina y el Papa Francisco”. Por su lado, Juliana Di Tullio, jefa del bloque kirchnerista en diputados, salió a respaldar los dichos de Gollán: “La Presidenta no me pidió debatir sobre el aborto, pero el Congreso por sí mismo puede hacerlo", explicó en una entrevista en radio América y agregó: “Me pareció valioso lo de Gollán, entiendo que es una posición personal y coincido con él".

El freno que impuso el jefe de Gabinete a las declaraciones de Gollán muestra claramente que para el Gobierno nacional el debate del aborto no formará parte de las discusiones, mucho menos en un año electoral. Mientras tanto, Argentina sigue sin tomar las medidas adecuadas para asegurar el derecho al aborto no punible, en los términos dictados por la Corte Suprema en el caso FAL de marzo de 2012, así como sigue sin cumplir el compromiso que tomó ante la ONU de reducir las muertes maternas. En el 2013, el registro oficial demostró que hubo 3,2 muertes cada 10 mil nacimientos siendo las complicaciones por abortos inseguros la primera causa de mortalidad materna.

 
 

Volver