Subscribite a nuestro newslatter


Página12. Suplemento Las/12. 24/04/2015
El derecho al cuidado continúa siendo marginal en la agenda electoral
 

Por Natalia Gherardi

A pesar de que los principales temas de la agenda electoral impactan de un modo particular en las vidas de las mujeres, éstos no aparecen muy visibles en el debate público. Desde hace varios años la persistencia del empleo informal, los problemas para el acceso a la educación pública –en particular desde el nivel inicial– y el debate sobre la distribución del gasto público ocupan un lugar central de la agenda electoral. ¿Cómo repercute esto en las condiciones de vida y los derechos de las mujeres? Ellas participan menos y peor que los hombres en el mercado laboral: el 55,9 por ciento de las mujeres está inserto laboralmente (contra 80,2 por ciento de los varones); 8,6 por ciento está desocupada (contra 6,5 por ciento de los varones) y 36,3 por ciento está ocupada en un empleo informal (contra 32,2 por ciento de los varones). La falta de acceso universal a la educación inicial recarga el trabajo de las mujeres, que son las principales cuidadoras, y la fragmentación de los programas sociales profundiza desigualdades, especialmente entre las familias más vulnerables.

Si miramos con atención encontramos que las diferencias entre mujeres y varones en la participación en el mercado laboral y otras esferas de la vida pública son consecuencia de la injusta organización social del cuidado. A pesar de la centralidad de las tareas de cuidado que garantizan la reproducción biológica y social de las personas y que atiende tanto sus necesidades físicas como emocionales, el cuidado como objeto de debate político permanece en un lugar marginal.

Los actores políticos pueden desarrollar múltiples estrategias para incorporarlo en el centro de la agenda transformando el cuidado en objeto de políticas públicas, redireccionando recursos para áreas claves, generando nuevas áreas que puedan articular actores claves del cuidado, impulsando el debate parlamentario, promoviendo un sistema nacional de cuidados que ofrezca un amplio abanico de opciones para las distintas situaciones familiares y personales.

Por este motivo es que el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA), Asociación por los Derechos Civiles (ADC) y el Centro Interdisciplinario para el Estudio de Políticas Públicas (Ciepp) lanzamos la campaña “El Cuidado en la Agenda Electoral” para impulsar que las y los candidatos incorporen el tema en sus plataformas electorales. La meta es construir una organización social del cuidado justa, que amplíe las posibilidades de elegir la manera en que se quiere cuidar y ser cuidado y que garantice que todas y todos gocemos del derecho al cuidado en sus múltiples dimensiones. Es un beneficio para toda la sociedad al cual debemos sumarnos.

 
 

Volver