Subscribite a nuestro newslatter
 

¿Qué lugar ocupan las mujeres y sus derechos en las elecciones para la Jefatura de Gobierno Porteña?

 

A pocos días de las elecciones, repasamos las candidaturas que compiten por ocupar la Jefatura de Gobierno Porteño así como sus propuestas, poniendo el foco en los derechos de las mujeres y la igualdad de género.

(Buenos Aires, 2 de Julio de 2015) -  A lo largo de las últimas semanas, ELA llevó a cabo un monitoreo con el objetivo de analizar hasta qué punto las mujeres y sus derechos están presentes en la contienda electoral, y si constituyen (o no) una prioridad de las agendas políticas. A continuación se sintetizan las principales conclusiones, desagregadas en dos bloques: primero, se examina la presencia de las mujeres en las candidaturas y los lugares que ocupan en las listas. A continuación, se analizan las propuestas electorales desde una perspectiva de género.

Las candidaturas tras las PASO: ¿Las mujeres dónde están?
En las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 26 de abril compitieron 31 candidaturas (agrupadas en 16 listas), pero ,sólo 6 estaban encabezadas por mujeres (el 19% del total). Tras las PASO, 5 candidaturas lograron superar el piso de 1,5% de los votos y quedaron en condiciones de competir en las elecciones para la Jefatura de Gobierno. La representación femenina es sumamente escasa, ya que sólo 1 de las 5 está encabezada por una mujer: se trata del FIT, que lleva a Myriam Bregman como candidata a Jefa de Gobierno y a José Castillo como vicejefe. Las demás fórmulas están compuestas íntegramente por varones: el PRO presenta a Horacio Rodríguez Larreta y a Diego Santilli; ECO a Martín Losuteau y Fernando Sánchez; el Frente para la Victoria a Mariano Recalde y a Leandro Santoro, y Autodeterminación y Libertad a Luis Zamora, y Sergio Sallustio.

La reducida presencia de las mujeres no se limita a los puestos ejecutivos: aunque los partidos deben incorporar al menos un 30% de mujeres en sus listas a la Legislatura –según se establece en la ley de cupo femenino-, en los puestos de mayor visibilidad sigue habiendo un predominio masculino. Antes de las PASO, de las 23 listas sólo 2 estaban encabezadas por una mujer: el FPV de Carlos Oviedo, con María José Lubertino, y Bandera Vecinal, con Alicia Quinodoz (un 8,6% del total).  Ninguna de las 7 fuerzas políticas que presentan listas el proximo domingo  está encabezada por una mujer. 

La plena participación de las mujeres en el ámbito público y en los puestos de toma de decisión sigue enfrentando barreras dentro de las estructuras partidarias, sin que se logre escuchar una demanda ciudadana dirigida a cuestionar esos espacios que siguen privilegiando la presencia masculina.

¿Qué nos dicen las propuestas electorales sobre los derechos de las mujeres?
Tomando como fuentes no sólo las plataformas electorales (una herramienta escasamente empleada en nuestro país), sino también información publicada en las páginas web oficiales, las redes sociales de las principales fuerzas políticas en disputa y declaraciones públicas, llevamos adelante un examen de las propuestas desde una mirada feminista.  Para eso, aplicamos el ICG (Índice de Candidaturas sensibles al Género), un instrumento elaborado por ELA en 2011 en el marco de la iniciativa La agenda de las mujeres: elecciones 2011. El índice se compone de 5 ejes: acceso a la justicia; violencia contra las mujeres; participación política y presencia de las mujeres en lugares de decisión; salud sexual y reproductiva; y trabajo productivo/reproductivo y políticas de cuidado,  por considerar que se trata de áreas clave a través de las cuales es posible analizar los avances en materia de los derechos de las mujeres. ¿Cuáles de estos ejes están más presentes en la agenda electoral? ¿A través de qué medidas? ¿Dónde se encuentran los principales déficits?

El eje referido al Trabajo productivo/reproductivo y políticas de cuidado (ver cuadro 1), es el único en el que se han identificado propuestas por parte de todas las candidaturas. En general, se refieren al cuidado infantil, y específicamente a la necesidad de asegurar una educación de calidad a niñas y niños de 0 a 3 años. Larreta, Lousteau, Recalde y Bregman tienen propuestas en este sentido.

Lousteau y Recalde van más allá, y proponen convertir a los Centros de Primera Infancia en Escuelas de Educación Inicial, incorporándolas en la órbita de la educación formal, para lograr una equiparación de las prestaciones y la calidad educativa. Asimismo, ambos hacen referencia a la necesidad de extender la jornada en las escuelas públicas. Por su parte, una de las  propuestas de Bregman es la creación de guarderías gratuitas en los lugares de trabajo y estudio. Recalde añade como una de las medidas en esta área la creación de centros de día para adultos mayores.

Tanto Bregman como Zamora incorporan en el ámbito del trabajo productivo (empleo), una propuesta de igual remuneración por igual trabajo, que resulta importante ya que la brecha salarial entre varones y mujeres es del 27%.

Es importante destacar los avances en las propuestas incluidas en este eje. Sin embargo, una de las debilidades que observamos es que aparecen de manera focalizada. El énfasis está puesto de modo casi exclusivo en la educación inicial, sin tener en cuenta que el cuidado es muy amplio, y que su abordaje requiere medidas y acciones en diferentes ámbitos. Para mostrar la complejidad del fenómeno y la variedad de medidas que podrían implementarse, ELA elaboró la campaña El cuidado en la agenda electoral, en la que se enumeran una serie de medidas que podrían complementar a las existentes.

Por otra parte, en relación con los ejes sobre Participación política y presencia de las mujeres en lugares de decisión y Acceso a la justicia, las propuestas están prácticamente ausentes de la agenda electoral. Se identificaron sólo 2 iniciativas vinculadas con la participación política y presencia de las mujeres en lugares de decisión (que no se incluyen en las plataformas). Roy Cortina (quien encabeza la lista de ECO), en el marco de una actividad organizada por el Parlamento de las Mujeres acerca del compromiso con la agenda de género mencionó entre sus propuestas la necesidad de avanzar en la representación femenina, y pasar del cupo a la paridad, no sólo en los puestos legislativos, sino también en los puestos ejecutivos. Por su parte desde el FIT se afirma que de cara a las PASO a nivel nacional, la lista en la Ciudad de Buenos Aires será de “cupo de género invertido”, es decir que contará con un 70% de mujeres y un 30% de varones.

En el eje de Acceso a la Justicia sólo se identificaron propuestas de Recalde, quien desde su Facebook propone generar “Cooperación y articulación con el poder judicial y las defensorías para la resolución de conflictos y la prevención y protección de derechos que estén o puedan ser vulnerados”, así como “Agilizar el circuito de la denuncia de casos de violencia de género y la puesta en práctica de las medidas de protección a las víctimas”.

Encontramos algunas propuestas vinculadas con los ejes sobre Violencia contra las mujeres y Salud sexual y reproductiva. Todas las candidaturas presentan iniciativas para trabajar en violencia, excepto Lousteau. Sin embargo, el foco de las propuestas y su grado de amplitud son diversos. Bregman y Zamora se centran especialmente en una de las formas que puede adoptar la violencia contra las mujeres: las redes de trata con fines de explotación sexual. Bregman, aunque no lo incluye formalmente, en su página de Facebook hace referencia a un proyecto de Emergencia por Violencia de Género que el FIT presentó en el Congreso.

Por su parte, Larreta se focaliza en la extensión a todas las comunas de los Centros Integrales de la Mujer (CIM), en los que las mujeres en situación de violencia puedan contar con atención psicológica y asesoramiento jurídico. Otra de las medidas es la ampliación de los botones antipánico.

Las propuestas de Recalde se destacan por su carácter integral: abarcan no sólo la ampliación de botones antipánico y la atención de mujeres sino también el trabajo con efectivos policiales, con los agresores, y con estudiantes y docentes. Además, propone la elaboración de protocolos de actuación e intervención ante casos de violencia de género y femicidios.

De las 5 candidaturas, sólo 3 cuentan con propuestas concretas en Salud sexual y reproductiva (Bregman, Zamora y Recalde),  con diferencias importantes. Mientras Recalde pone el énfasis en la educación sexual, la distribución de método anticonceptivos, y el cumplimiento de las metas de Desarrollo del Milenio (en términos de mortalidad materna e infantil), Bregman y Zamora hacen referencia explícita al derecho al aborto legal, seguro y gratuito, una de las grandes deudas que existen respecto de los derechos de las mujeres en nuestro país.

Los derechos de las mujeres y las medidas necesarias para promover la igualdad de género van incorporándose progresivamente en la agenda electoral. Sin embargo, no lo hacen con la misma intensidad en todas las áreas. Mientras que en el trabajo productivo y reproductivo y las políticas de cuidado o la violencia contra las mujeres se han producido avances interesantes, uno de los desafíos pendientes radica en visibilizar y generar propuestas concretas para el efectivo cumplimiento de los derechos de las mujeres y su plena autonomía en todos los ámbitos de sus vidas.

 

 

 

 

 
 

Volver