Subscribite a nuestro newslatter
 
ONG presentaron un Amicus Curiae en un proceso de revinculación forzada, en defensa de los derechos del niño
 

ELA, el Colectivo Derechos de la Infancia, MEI y FEIM presentaron el escrito en una causa en la que nuevamente la justicia desoye a un niño que rechaza el vínculo con su padre, culpabilizando injustamente a la madre que busca proteger a su hijo frente a los abusos cometidos por el padre.

(Buenos Aires, 16 de julio de 2015) - ELA junto al Colectivo de Derechos de Infancia y Adolescencia, Mujeres en Igualdad (MEI), y la Fundación para el Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM), presentaron un Amicus Curiae el pasado 15 de julio en el marco de un proceso que se da en la justicia civil en la Ciudad de Buenos Aires donde se discute la revinculación de un padre acusado de abuso sexual, con su hijo de 5 años quien, además, está atravesando una grave enfermedad.

En el caso, se pone en juego una mirada discriminatoria y culpablizadora sobre la madre de M., que se suma a la creciente lista de casos donde los tribunales castigan a las madres que buscan protección para sus hijas/os frente al abuso incestuoso. Desoyendo la palabra de los niños y sembrando dudas sobre la conducta de la madre, en lugar de protección, los tribunales responden ordenando la revinculación forzada. En esta ocasión es el Juzgado Civil 106 el que se dispone a ordenar un proceso de revinculación forzada de un padre acusado de abuso sexual con su hijo de 4 años de edad aún cuando se encuentra transitando un tratamiento médico.

En este marco, las organizaciones que presentamos el Amicus acercamos argumentos respecto de la intervención que se requiere por parte del Poder Judicial para que se garanticen los derechos no sólo del niño, sino también de su madre ya que su decisión de formular, sostener y seguir la denuncia objeto de este procedimiento se ha visto atravesada por miradas estereotipadas de género y prejuicios acerca del valor de su palabra. En particular, la situación afecta el alcance que corresponde acordar al derecho de acceso a la justicia, que involucra el derecho a una investigación judicial eficaz e independiente, de acuerdo con los principios de la Convención de Derechos Civiles y Políticos, la Convención Americana de Derechos Humanos, y muy particularmente la CEDAW y la Convención de Belem do Pará. Los puntos señalados en el Amicus se refieren tanto al derecho de acceso a la justicia y como a las violencias contra las mujeres, estereotipos de género y su relación con la revinculación forzada.

En el escrito presentado, las organizaciones destacan lo complejas y dolorosas que son las causas que involucran denuncias de abuso sexual por parte de progenitores en perjuicio de niñas y niños, en particular para las y los infantes que se ven revictimizados en el curso del proceso penal y que en pocos casos llegan a una condena. “Son causas difíciles también para el progenitor que asume su protección (generalmente la madre), creyendo en su palabra y buscando el auxilio de la justicia. Por ese mismo motivo, el abuso sexual intrafamiliar es una manifestación de la violencia que pocas veces es llevada a los estrados judiciales y todavía en menos casos culmina el proceso en una sentencia, no solo por la forma en que operan los obstáculos generales de acceso a la justicia, sino también por la naturaleza misma del caso”, señala el texto.

Considerando otros casos recientes en donde los agresores fueron liberados y/o las madres denunciantes acusadas como responsables, la forma de proceder en este caso podrá tener un efecto más amplio. Como afirmaron las organizaciones, “no sólo implicará un mensaje contundente sobre la seriedad con que la Justicia se toma el abuso sexual infantil, sino también la valoración del derecho de las mujeres a buscar el auxilio de la justicia, sin violencia y discriminación”.

 
 

Volver