Subscribite a nuestro newslatter

 

 
La presencia de las mujeres en las elecciones. Un avance a PASO lento
 

A díez días de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) a nivel nacional, presentamos los primeros resultados del monitoreo que ELA está realizando de las candidaturas desde una perspectiva feminista.

(Buenos Aires, 29 de julio de 2015). Este es un año marcado por el proceso electoral. El 9 de agosto se celebran las PASO a nivel nacional y el 25 de octubre las elecciones presidenciales. También se renuevan 130 bancas del Congreso y 24 del Senado Nacional y por primera vez se eligen representantes para el Parlasur. Además, a lo largo del año 21 provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires renuevan sus autoridades.

Frente a este escenario, ELA comenzó un monitoreo de las elecciones desde una mirada feminista, examinando no sólo el lugar que ocupan las mujeres en las listas, sino también el papel de sus derechos en las plataformas y propuestas electorales de candidatas y candidatos. ¿Qué proporción representan las mujeres sobre el total de las candidaturas? ¿En qué lugares de las listas están? ¿Han ingresado los derechos de las mujeres en la agenda electoral? ¿De qué modo se presentan? ¿Qué temas han adquirido una mayor presencia? ¿Hay temas que continúan invisibilizados?

Un primer informe fue presentado para las elecciones a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. A continuación se presentan los primeros resultados del monitoreo de cara a las PASO nacionales.

Las mujeres en las PASO: ¿cuántas son? ¿en qué lugares están?

En los últimos años se han producido importantes avances en la participación política de las mujeres, aunque estas continúan siendo una minoría en los puestos de mayor jerarquía y visibilidad. Para la Presidencia de la Nación se presentan 13 fórmulas, de las cuales 3 (23%) están encabezadas por mujeres: Elisa Carrió (Cambiemos- República de Libres e Iguales), Margarita Stolbizer (Progresistas) y Manuela Castañeira (Nuevo MAS). Para la Vicepresidencia el número de mujeres aumenta a 6 (o el 46%): Gabriela Michetti (PRO), Myriam Bregman (FIT), Claudia Rucci (UNA- Democracia Cristiana), Liliana Negre de Alonso (Compromiso Federal), Vilma Ripoll (MST- Nueva Izquierda) y Evangelina Codoni (Frente Popular).

En los puestos legislativos se repite la misma tendencia (Ver gráfico 1). Para el Congreso Nacional se presentan 233 listas, en las que compiten 1601 personas. De ellas 864 son mujeres (42,72%). Pero en los primeros lugares la presencia femenina es reducida, ocupando el 20,6% (encabezan 48 listas), aunque ésta aumenta significativamente en el segundo lugar, llegando al 78,1%.  

 

Pero  estos datos agregados esconden importantes diferencias territoriales (ver Cuadro 1 y Gráfico 2). La presencia de las mujeres en las listas varía entre el 33% en Formosa y el 56% en San Luis. Otras jurisdicciones con una elevada participación femenina son Neuquén (54%),  Río Negro (47%), Jujuy (46%), Chaco (45%) y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (43%).

¿Qué sucede en los puestos de mayor visibilidad? También se observan diferencias según la provincia. En Formosa y Santa Cruz ninguna mujer encabeza una lista. En el extremo opuesto se encuentra Río Negro, en donde las mujeres encabezan 3 de las 7 listas (42%). En cuanto a las mujeres en el segundo puesto también hay importantes variaciones, que oscilan entre el 57% en Río Negro y el 100% en Santa Cruz, Formosa y Corrientes (Ver Gráfico 3)

 

Al comparar la situación de las mujeres en el Congreso y en el Senado no se observan diferencias significativas. El porcentaje para el primer y el segundo puesto es casi idéntico para ambas Cámaras (Ver Cuadro 1). La única diferencia es que hay una mayor presencia de mujeres en el total de las listas para el Senado (48%) que para el Congreso (42%).

De las 233 listas que se presentan para el Congreso Nacional: 69 (30%) cuentan con 30% de mujeres; 43 (18%) tienen una presencia de mujeres entre el 30 y el 50%,  y 76 (33%) plantean la paridad. En los extremos encontramos 36 listas (15%) con una proporción de mujeres superior al  50%, y 9 listas (4%) que cuentan con menos del 30% de mujeres. (Gráfico 4.)

 

En síntesis, los datos muestran que el acceso de las mujeres a cargos de elección política va en aumento, pero a paso lento. Por ello resulta fundamental identificar y erradicar las barreras que impiden el acceso pleno de las mujeres a puestos de representación política, así como avanzar en el análisis sobre qué implica la representación de los derechos de las mujeres y la igualdad de género, tanto en la voz como en las propuestas de todas las alternativas electorales. En las próximas semanas aportaremos nuestro análsis a partir del trabajo de monitoreo que llevamos adelante.

 

 
 

 


Volver