Subscribite a nuestro newslatter
 

¿Está la agenda por la igualdad de género en la campaña electoral?

 

A dos días de las PASO, presentamos algunos de los principales resultados del monitoreo, desde una mirada feminista, de las propuestas de quienes aspiran a ocupar la Presidencia de la Nación.

(Buenos Aires, 07 de agosto de 2015) - Desde hace algunas semanas, el equipo de ELA está desarrollando un monitoreo de las campañas electorales desde una perspectiva feminista, que incluyó el análisis de la cantidad de mujeres y los lugares que ocupan en las listas, así como el estado del (in)cumplimiento de la ley de cupo femenino. Aquí analizamos las propuestas de las precandidatas y precandidatos a la Presidencia de la Nación. ¿Incorporan medidas vinculadas con los derechos de las mujeres? ¿En qué áreas temáticas? ¿Qué lugar ocupan y cómo se incluyen las propuestas por la igualdad de género en sus agendas de campaña? A continuación algunas respuestas.

Un patrón que se repite: avances desiguales
Al igual que en las elecciones a la Jefatura de Gobierno porteño, de los 5 ejes monitoreados para las PASO (acceso a la justicia; violencia contra las mujeres; participación política y presencia de las mujeres en lugares de decisión; salud sexual y reproductiva; y trabajo productivo/reproductivo y políticas de cuidado) los dos en los que se concentran el mayor número de propuestas son la violencia contra las mujeres y el trabajo productivo/ reproductivo y las políticas de cuidado, quizás por tratarse de los temas que generan menos controversias. De las 14 candidaturas que compiten para acceder a la Presidencia, 13 incluyen medidas sobre trabajo productivo y reproductivo y políticas de cuidado (la excepción es Yattah) y 12 sobre violencia contra las mujeres (con excepción de Rodríguez Saá y Yattah).

En lo que respecta a la violencia contra las mujeres, la movilización del 3 de junio bajo la consigna "Ni Una Menos" contribuyó a posicionar de un modo incipiente el tema dentro de la agenda tanto pública como política. Además, con motivo de la campaña electoral las organizadoras de la movilización impulsaron una iniciativa para que precandidatas y precandidatos firmaran un compromiso  con 5 medidas concretas. La respuesta: salvo Elisa Carrió y Adolfo Rodríguez Saá las demás candidaturas pusieron su firma.

En una posición intermedia encontramos el eje de derechos sexuales y reproductivos. Aquí si bien la mayor parte de las fórmulas incluyen medidas vinculadas con la necesidad de reforzar la educación sexual y aumentar el acceso a los métodos anticonceptivos, hay diferencias sustantivas en torno a un derecho básico para la autonomía física de las mujeres como es la legalización del aborto. Mientras que los partidos de izquierda y centro-izquierda (FIT, MAS, Frente Popular, MST, Progresistas) reconocen este derecho y suelen incluirlo en sus plataformas, el resto de las fuerzas políticas optan por no pronunciarse al respecto (Cambiemos, Compromiso Federal, FPV, Partido Popular, UNA) o señalar que es necesario un debate en torno al aborto, aunque personalmente se encuentren en contra de la interrupción voluntaria del embarazo (los casos de Sanz y Carrió).

Otra coincidencia con el monitoreo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires es que los ejes de acceso a la justicia y participación política también ocupan un papel marginal, con escasas (y en ocasiones nulas) propuestas en ambas áreas. Sin embargo, las pocas propuestas en el ámbito de la participación política no sorprenden si se tiene en cuenta el elevado número de listas que incumplen con la ley de cupo, lo cual pone de manifiesto el escaso compromiso con la participación de las mujeres en el ámbito político.

Al contabilizar el número total de propuestas desde una perspectiva de género, la candidata mejor posicionada es Margarita Stolbizer, con varias medidas en cada uno de los ejes. En el extremo opuesto se encuentra Mauricio Yattah, para quien no se identificaron medidas en ninguna de las áreas analizadas. Otra plataforma en la que la presencia de las propuestas para garantizar los derechos de las mujeres es bastante nutrida es la de Ernesto Sanz, aunque también se comprueba una menor cantidad en los ámbitos de acceso a la justicia y participación política. Por otra parte, entre los candidatos con menor número de propuestas desde una perspectiva de género destacan Mauricio Macri, que sólo incorporó propuestas para los ejes de violencia contra las mujeres y una sobre políticas de cuidado; y Adolfo Rodríguez Saá, para quien sólo se identificó una medida (la extensión de la doble escolaridad) vinculada con las políticas de cuidado.

El cómo también importa
Hasta aquí un breve resumen sobre qué dicen precandidatas y precandidatos sobre los derechos de las mujeres. Pero además del contenido, resulta interesante analizar el modo en que los derechos de las mujeres son incluidos en las plataformas electorales. Para ello indagamos en las estrategias de las precandidatas y precandidatos tanto para la inclusión de estas propuestas en sus plataformas como en la difusión (principalmente en los spots).

En cuanto al modo de incorporar los derechos de las mujeres en sus plataformas electorales y el peso que se les otorga, las estrategias varían desde la transversalización hasta la total invisibilización, pasando por la inclusión de propuestas específicas para mujeres.

Las plataformas de Margarita Stolbizer y Ernesto Sanz son ejemplos de transversalización, en las que la equidad de género está presente, pero no se plantea como una cuestión específicamente dirigida a las mujeres, sino que aparece como uno de los ejes centrales. En el caso de Stolbizer, el compromiso con la equidad de género es constitutivo de sus propuestas centrales. En el caso de Sanz, las propuestas se encuentran transversalizadas en distintas áreas temáticas.

En el caso de Manuela Castañeira, si bien la agenda de género es central entre los contenidos que comunica en el marco de la campaña, las propuestas se encuentran separadas en un apartado específico dirigido a los derechos de las mujeres.

Al igual que Castañeira, Scioli optó por consolidar las propuestas dirigidas a las mujeres en un documento específico (compromiso con la mujer y la igualdad), aunque no tuvo un rol central en su campaña, sino que lo firmó unos días antes del cierre.

También Alejandro Bodart, Víctor De Gennaro, José Manuel de la Sota, y Nicolás del Caño  integran las propuestas vinculadas con los derechos de las mujeres en sus agendas, pero no de modo diferenciado.

Massa es un caso particular, ya que si bien cuenta con una agenda de género que abarca muchos ejes, y en la que se identificaron un número importante de iniciativas, se trata de un documento de difícil acceso, que se encuentra por fuera de las propuestas de su página oficial. [L4] En las redes sociales tampoco fue un eje importante sino que allí sólo se refirió a la violencia contra las mujeres.

En los casos de Macri y Rodríguez Saá, los derechos de las mujeres están prácticamente ausentes.

En cuanto a las estrategias de comunicación (los spots de campaña) las candidaturas de Bodart, Castañeira y Del Caño son las que adoptan una posición en defensa de los derechos de las mujeres. Tanto Castañeira como Del Caño señalan que trabajan para representar “a los trabajadores, las mujeres y la juventud”. Bodart va más lejos y se declara abiertamente feminista, con un slogan que dice: “Somos socialistas, ecologistas y feministas”.

En línea con la ausencia de una agenda por los derechos de las mujeres, Mauricio Macri no incorpora estos asuntos en sus spots de campaña. Por el contrario, dos de sus videos (Carrera de Besos y Vendo flores para comprarme una bici) fueron fuertemente criticados, ya que en ellos se naturaliza no sólo el trabajo infantil, sino que se ve a las niñas en situaciones incómodas.

 
 

Volver