Subscribite a nuestro newslatter


Clarín. Sociedad. 14/10/2015
A cuatro meses del #NiUnaMenos, siguen ausentes las políticas contra los femicidios
 

Los expertos afirman que poco cambió en los controles y la prevención. La cantidad de casos aumentó y en los últimos días se duplicó.

Por Mariana Iglesias

Siempre hubo mujeres asesinadas, femicidios. Pero ahora el silencio no se aguanta más. El drama privado se convirtió en público y la sociedad ya no calla, grita. Reclama acciones. Las organizaciones no gubernamentales se mueven, trabajan, pero claro, con eso no alcanza. La respuesta mayor debe venir del Estado, a través de políticas públicas concretas, y eso es lo que no llega. Mientras tanto, las mujeres siguen siendo asesinadas.

Cuatro meses atrás, 300.000 personas se juntaron en la plaza frente al Congreso para exigir el punto final de los femicidios: #NiUnaMenos fue el ruego que también se replicó en todo el país. Pero hoy hay un montón de mujeres menos. Sólo en la última semana fueron asesinadas otras 10 mujeres. Fueron degolladas, apuñaladas, baleadas o directamente asesinadas a golpes. Casi todas por sus parejas, a las que algunas ya habían denunciado. Varias eran madres.

En aquella multitudinaria marcha del 3 de junio se pidieron acciones concretas: el Plan Nacional de Acción para la Prevención, Asistencia y Erradicación de la Violencia contra las mujeres, estadísticas oficiales y la implementación de la Ley 26.485, de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales, sancionada en 2009. Dos meses después, y ante el insistente pedido de 27 organizaciones civiles que exigían la presentación del Plan, la titular del Consejo Nacional de las Mujeres, Mariana Gras, aseguró que estaba “en ejecución”, y que en dos días lo iba a presentar. No lo hizo. Ya pasaron dos meses más. 

Sí se presentaron cifras oficiales: al menos 55 mujeres de más de 14 años denuncian cada día ser víctimas de violencia de género ante dependencias nacionales de todo el país, según el Indec y el Consejo Nacional de las Mujeres. Entre enero de 2013 y julio de 2015, fueron 50.703 las mujeres registradas como víctimas de agresión machista por dependencias estatales de la órbita nacional a los que ellas mismas acudieron para realizar la denuncia del hecho o para solicitar algún tipo de asistencia. “Estamos cumpliendo con una deuda que tiene el Estado y en la que venimos trabajando desde hace dos años y medio”, dijo Gras en la presentación. Aparte de los números, nada.
“Es indignante, es inaceptable que el Consejo Nacional de la Mujer no difunda el Plan Nacional de Acción. Pasa el tiempo, aumenta el número de mujeres asesinadas y el tema todavía no es relevante. ¿Cómo es posible que no sea prioritario un plan de acción para terminar con la violencia contra las mujeres?”, pregunta a Clarín Natalia Gherardi, del Equipo Latinoamericano de Justicia y Género-. “¿Cómo es posible que no sea un tema prioritario para los candidatos a presidente? Ninguno lo pone entre los cinco temas más importantes de sus propuestas”. Ante el pedido del colectivo #NiUnaMenos, cinco de los seis candidatos hablaron del tema.

#NiUnaMenos logró concientizar sobre la importancia de la denuncia: todas las estadísticas muestran aumentos. Para dar un ejemplo, sólo en la ciudad de Buenos Aires en septiembre la Fiscalía porteña asistió a un promedio de dos víctimas de violencia doméstica por hora: 1504 víctimas en el mes. Y en el 52% de los casos, el equipo interdisciplinario de profesionales de la Fiscalía evaluó situaciones de alto nivel de riesgo para la seguridad psicofísica de las víctimas. El aumento también se ve en la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema, en las comisarías de la Mujer bonaerenses y en todos los sitios que reciben denuncias de mujeres. Eso ya está. Falta la respuesta del después que, se sabe, es un momento crucial en el que la víctima se vuelve mucho más vulnerable. Según la Asociación Civil La Casa del Encuentro, en los últimos siete años 1.808 mujeres fueron asesinadas y gran parte de ellas ya había hecho denuncias en repetidas ocasiones.

 
 

Volver