Subscribite a nuestro newslatter
 

Mujeres migrantes y violencia doméstica: la justicia ayuda cuando escucha

 

Una mujer de nacionalidad brasilera logró la autorización de la justicia para regresar a su país junto a su pequeña hija, nacida en Argentina.  La decisión de la justicia reconoce el grave contexto de violencia en que se encontraban debido a las repetidas agresiones de la ex pareja de la mujer. Superar una situación de violencia requiere de una red de contención emocional de la que muchas mujeres migrantes carecen en su nuevo lugar de residencia.

(Buenos Aires, 26 de feberero de 2016) - Las dificultades que enfrentan las mujeres para superar situaciones de violencia doméstica son muchas y diversas. Estas dificultades, que impactan de modos variados en las mujeres, son tanto de orden práctico (como los costos ecónomicos involucrados, las dificultades que imponen las distancias, los  numerosos trámites por hacer, la precariedad laboral o su situación de vivienda) como de tipo simbólico (tomar la decisión de poner fin a un vínculo violento, poder sostenerla en el tiempo, aceptar el fin de un proyecto de pareja).

Con el patrocinio jurídico del Observatorio de Violencia de Género (OVG) de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires, una joven migrante brasilera logró que el Juzgado de Familia N° 2 de la Plata autorice su regreso a Brasil junto a su pequeña hija argentina de siete meses de edad, reconociendo el grave contexto de violencia en el que vivían por las agresiones y amenazas de la ex pareja de la mujer, padre de la niña. Aunque la mujer había denunciado a su ex pareja ante la justicia, no había logrado la autorización judicial para salir del país y regresar con su hija a Brasil, supliendo la autorización del padre.

Con el acompañamiento del OVG se logró visibilizar la situación de violencia y los antecedentes de las denuncias judiciales previas realizadas por la mujer. Con estos elementos, luego de escuchar una extensa declaración de la mujer, el juez Bombelli a cargo del Juzgado de Familia Nº 2 de La Plata, resolvió que el grave riesgo de vida en el que se encontraba la pequeña y su madre solo podía evitarse “autorizando el viaje a su país de origen donde vive su familia, que puedan brindar ayuda económica, emocional y protección”.

La decisión judicial destaca el contexto de violencia física, económica, psicológica y sexual que venían padeciendo la mujer y la niña, señalando la intervención previa de un Juzgado especializado y del fuero penal, que dictaron distintas medidas de protección a favor de la mujer que fueron reiteradamente incumplidas por el agresor: “Pese a la actuación de los Juzgados intervinientes continúa siendo víctima de violencia de género, pues el Sr. M. desoye las órdenes judiciales, encontrándose la progenitora de la niña en desigualdad de condiciones, pues pudiendo defenderse del Sr. La ubican junto a su pequeña hija en un estado de desprotección y riesgo grave. Entre las que puedo nombrar: su extranjería, su dificultad en el manejo del idioma, el nacimiento reciente de L., el poco tiempo que ha estado en la República Argentina…”

El trabajo y acompañamiento del OVG fue fundamental para lograr esta resolución y para asegurar su cumplimiento. Un equipo profesional que sostenga y acompañe a las mujeres, con una cabal comprensión de las dificultades que atraviesan, es indispensable para contribuir a superar situaciones de violencia como las que se daban en este caso.

Una de las investigaciones que estamos llevando a cabo junto con el equipo del proyecto Cerrando brechas para erradicar la violencia contra las mujeres se concentra precisamente en los obstáculos específicos para el acceso a la justicia que atraviesan las mujeres migrantes en la provincia de Buenos Aires. El caso que comentamos es un claro ejemplo de estos problemas y de los caminos que se debe recorrer para contribuir a su superación.

El texto de la sentencia puede encontrarse en nuestro Observatorio de Sentencias Judiciales.

Enlaces:

 
 

Volver