Subscribite a nuestro newslatter


Página12. Suplemento Las12. 12/08/2016
Paridad de género en la reforma electoral
 

En la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados se debate el proyecto de reforma electoral presentado por el Poder Ejecutivo, que es cuestionado por su falta de perspectiva de género. El Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA) objeta: “La propuesta carece de toda referencia a la participación política de las mujeres, a los mecanismos para ampliar o garantizar su representación. La participación efectiva de las mujeres en los procesos electorales fue dispuesta por la ley 24.012 al establecer un cupo del 30 por ciento para la integración de las listas a cargos electivos nacionales. A veinticinco años de su sanción la ley todavía es violada por diferentes partidos políticos, alianzas y frentes electorales. En las elecciones nacionales de 2015 el diez por ciento de las listas oficializadas por la justicia electoral, incumplía el cupo femenino”. La verdadera incorporación de un principio de equidad en este proyecto “debería establecer mejores mecanismos para garantizar la efectiva participación de las mujeres”, subraya Natalia Gherardi, directora ejecutiva de ELA.

“El proyecto presentado no contempla ninguna mejora que aumente la participación política femenina. Estamos ante una oportunidad para avanzar hacia una medida definitiva como la paridad electoral. Es decir, que las listas sean conformadas un 50 por ciento por mujeres y otro 50 por ciento por hombres de manera alternada y secuencial”, sube la apuesta Marcela Durrieu, concejal (Frente Renovador) y una de las impulsoras del cupo femenino. Mientras que Alicia Ciciliani, diputada de Santa Fe (Partido Socialista) propone aumentar el piso del cupo. “Vamos a proponer la paridad de género en esta reforma electoral para favorecer el desarrollo de nuestra democracia y la composición del electorado en la Argentina, donde las mujeres representamos el 51 por ciento del electorado.”

 
 

Volver