Subscribite a nuestro newslatter


La Gaceta (Tucumán). Sociedad. 23/08/2016

ONG’s impulsan en el Congreso una ley de licencias universales

 

Representantes de tres organizaciones se reunieron con diputados de diferentes partidos políticos en el Congreso para presentar una propuesta que impulsa la sanción de una ley que modifique el régimen de licencias por responsabilidades familiares.

Universalidad, coparentalidad, equidad, gradualidad, adecuación de la normativa nacional y provincial a los estándares internacionales. Esas son las palabras claves que tuvieron en mente los dirigentes del Cippec (Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento), de Unicef y de ELA (Equipo Latinoamericano de Justicia y Género) cuando presentaron en el Congreso de la Nación una propuesta para que el Poder Legislativo impulse una ley de licencias universales que modifique el actual sistema de licencias por maternidad y paternidad.

Los trabajos previos de estas organizaciones sobre la actual organización social del cuidado y acceso al derecho a las licencias muestran que en Argentina sólo uno de cada dos trabajadores que son padre o madre puede acceder a una licencia por maternidad o paternidad. Y los que acceden lo hacen de forma diferenciada, ya que depende de su categoría ocupacional en el mercado laboral. Por su parte, todos los trabajadores informales, monotributistas y autónomos, que representan la mitad de los trabajadores que son padres o madres, están impedidos de acceder a ningún tipo de licencias, resaltan los informes.

Por ello, las organizaciones proponen avanzar en un esquema universal de licencias que promueva la coparentalidad, en donde todos los padres y las madres compartan responsabilidades de cuidado. Y eso se logra dando a ambas partes el mismo tiempo de licencia.

“La reconfiguración del actual esquema de licencias por maternidad, paternidad y familiares puede lograr tres objetivos que son clave para la Argentina: en primer lugar, contribuir a la efectiva conciliación entre la vida productiva y la reproductiva. En segundo lugar, mejorar el bienestar y el desarrollo de los niños recién nacidos. En tercer lugar, distribuir la carga de las tareas de cuidado y domésticas de una forma equitativa, allanando el camino para una plena inserción laboral de las mujeres y revirtiendo la discriminación en el mercado laboral”, asegura Gala Díaz Langou, directora del Programa de Protección Social de Cippec.

Estos objetivos sólo se pueden alcanzar si todas las familias gozan de este derecho, explica la especialista. Por ello, agrega, el trabajo plantea una reforma que contempla los tres tipos de licencias que existen: las de maternidad, las de paternidad y las familiares. 

La propuesta conjunta de las tres organizaciones busca lograr cinco principios. Y son, universalidad: alcanzar a todas las personas que son padres o madres en Argentina, independientemente de su categoría en el mercado laboral; coparentalidad: buscar una más justa distribución de tareas de cuidado y crianza entre varones y mujeres; equidad: tomar en consideración las diversas conformaciones de familias (especialmente con el matrimonio igualitario) y buscar igualar sus derechos; gradualidad: es posible buscar una expansión gradual del actual régimen de licencias para que, respetando los principios anteriores, se llegue al escenario deseado; y adecuación de la normativa nacional y provincial a los estándares internacionales: Argentina se encuentra rezagada en el contexto latinoamericano. Es necesario establecer un piso mínimo de licencia por maternidad de 98 días (siguiendo la recomendación de Organización Internacional del Trabajo), ampliar con creces la licencia por paternidad y crear una licencia familiar.

Por su parte, Lucía Martellotte, del área Política ELA (Equipo Latinoamericano de Justicia y Género), indicó a LA GACETA que el proyecto busca la coparentalidad, porque justamente vieron que nuestro país tuvo avances con muchos proyectos, pero que la gran mayoría tiene un sesgo maternalista: el cuidado de los niños estaba concentrado en las mujeres. Es decir, las licencias son más extensas para las mamás. “Por ello impulsamos la coparentalidad: busca una más justa distribución de tareas de cuidado y crianza entre varones y mujeres. Entonces, es necesario un proyecto integral, con ese principio rector”.

Por otra parte, indicó que otro cambio importante de la propuesta es la modificación de las licencias de la Ley de Contrato de Trabajo, para que no queden afuera los trabajadores en relación de dependencia en el área privada, los autónomos y los monotributistas. “Proponemos una mirada integradora del régimen de licencias”, destacó Martellotte.

 1 Universalidad: alcanzar a todas las personas que son padres o madres en Argentina, independientemente de su categoría en el mercado laboral.

 2  Coparentalidad: buscar una más justa distribución de tareas de cuidado y crianza entre varones y mujeres.

 3  Equidad: tomar en consideración las diversas conformaciones de familias (especialmente con el matrimonio igualitario) y buscar igualar sus derechos.

 4  Gradualidad: es posible buscar una expansión gradual del actual régimen de licencias para que, respetando los principios anteriores, se llegue al escenario deseado.

 5- Adecuación de la normativa nacional y provincial a los estándares internacionales: Argentina se encuentra rezagada en el contexto latinoamericano. Es necesario establecer un piso mínimo de licencia por maternidad de 98 días (siguiendo la recomendación de Organización Internacional del Trabajo), ampliar con creces la licencia por paternidad y crear una licencia familiar.

Lo que busca la propuesta

1 - Universalidad: alcanzar a todas las personas que son padres o madres en Argentina, independientemente de su categoría en el mercado laboral.

2 -  Coparentalidad: buscar una más justa distribución de tareas de cuidado y crianza entre varones y mujeres.

3 -  Equidad: tomar en consideración las diversas conformaciones de familias (especialmente con el matrimonio igualitario) y buscar igualar sus derechos.

4 -  Gradualidad: es posible buscar una expansión gradual del actual régimen de licencias para que, respetando los principios anteriores, se llegue al escenario deseado.

5 - Adecuación de la normativa nacional y provincial a los estándares internacionales: Argentina se encuentra rezagada en el contexto latinoamericano. Es necesario establecer un piso mínimo de licencia por maternidad de 98 días (siguiendo la recomendación de Organización Internacional del Trabajo), ampliar con creces la licencia por paternidad y crear una licencia familiar.

 
 

Volver