Subscribite a nuestro newslatter
 
Luchando bajo la lluvia 
 

Miles de mujeres paramos en todo el país y nos movilizamos para exigir por nuestros derechos. En la Ciudad de Buenos Aires, 200 mil personas marcharon bajo la lluvia hasta la Plaza de Mayo para gritar una vez más #NiUnaMenos #VivasNosQueremos.

(Buenos Aires, 20 de octubre de 2016) – Nada detiene a los femicidas, pero tampoco nada nos detiene a nosotra. Ayer las mujeres de todo el país paramos al mediodía durante una hora, para visibilizar que si el mundo gira es gracias también a nuestro trabajo. Por la tarde, ni la lluvia ni el frio amedrentaron a las 200 mil personas que en Buenos Aires marcharon hasta Plaza de Mayo bajo las consignas #NosotrasParamos, #NiUnaMenos y #VivasNosQueremos. Las actividades se replicaron en todo el país y también en el exterior. Se sumaron a la convocatoria Chile, Paraguay, Bolivia, Uruguay, Perú, México, Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Honduras, España, Francia y Polonia. También un gran número de sindicatos e instituciones adhirieron al paro: CGT; Aeronavegantes;   UTE CTERA; ATE Nacional; Sipreba; Ferroviarias; Canillitas; CTA Pcia de Bs As; SITRAJU-CABA; Ademys (educación); ATE de la biblioteca nacional; Red Nacional de Medios Alternativos; La Bancaria; AMSAFE (Docentes de Santa Fe); Suteba La Matanza; CTEP; AMMAR; SiDUNSJ el sindicato de docentes universitarios de San Juan; ADIUNGS docentes de la univ de general sarmiento y APUNGS personal no docente de la misma instutucion; Universidad Nacional de Avellaneda; Aatrac-Telecom B ; AMARC Argentina; CGT; Trabajadoras del espacio memoria y dd hh Ex ESMA; Centro de integracion Frida; No tan Distintas, mujeres en situacion de vulnerabilidad social; Proyecto 7, gente en situacion de calle.  

En la oficina de ELA interrumpimos nuestra jornada laboral entre las 13 y las 14hs y poco antes de las 17hs nos sumamos a la marea de cuerpos vestidos de negro y los paragüas de colores que ya desbordaba los alrededores del Obelisco. Dificil no emocionarse al encontrarse con tantas otras mujeres -desde ancianas hasta niñas pequeñas- unidas por una misma causa, exigiendo por nuestros derechos. Y también varones de todas las edades acompañando el reclamo. 

La interpelación es doble. Por un lado, salimos a las calles para que la sociedad toda se sensibilice sobre la violencia contra las mujeres, para así poder comenzar a desarmar hasta los micromachismos cotidianos y todas las situaciones de discriminación contra las mujeres de las que a veces somos testigos silenciosos.  Por el otro, interpelamos al Estado, el gran responsable de impulsar políticas para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres pero también otras iniciativas para terminar con las desigualdades de género en todos los ámbitos: social, económico y político. 

El punto de inflexión lo marcó el primer #NiUnaMenos y la jornada de ayer confirmó que no hay marcha atrás. Parafraseando la canción, mujeres feministas luchamos y avanzamos en toda América Latina. 

 

 
 

Volver