Subscribite a nuestro newslatter

 

Clarín - Sociedad - 20/07/2010

 

LA PRESIDENTA FIRMO AYER EL DECRETO
A 16 meses de su sanción, reglamentaron la ley de violencia de género 

 

Por Sibila Camps

 

En un acto realizado en la Casa Rosada, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner firmó ayer el decreto por el que se reglamenta la ley 26.485, para luchar contra la violencia de género. La Presidenta destacó el trabajo participativo de organizaciones civiles y especialistas de instituciones públicas en la elaboración de las pautas.

Sin embargo, no hizo ningún anuncio acerca de los fondos necesarios para implementar la norma.

La "Ley de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres" fue aprobada hace 16 meses. Establece diferentes tipos de violencia: física, psicológica, sexual, económica y simbólica . Y describe distintas modalidades, según el ámbito donde se ejerza: violencia doméstica, laboral, contra la libertad reproductiva, obstétrica, mediática e institucional.

En esta última, la reglamentación incluye la violencia religiosa, "cuando una creencia o práctica religiosa impide a las mujeres ejercer sus derechos o realizar conductas lícitas".

Aún cuando la ley y la reglamentación enumeran en detalle muchas de las formas de la violencia de género, no contemplan ninguna sanción contra quienes la cometan.

Precisan, en cambio, las condiciones en las que las víctimas podrán acceder gratuitamente a la Justicia ­sin tener que acreditar falta de recursos­, y a la atención de su problema, junto con los hijos e hijas que vivan con ellas.

La norma parece apuntar más bien a una honda y generalizada reforma en todos los órdenes, para eliminar las causas profundas de la violencia de género: la discriminación entre mujeres y varones, y "la remoción de patrones socioculturales que promueven y sostienen la desigualdad de género y las relaciones de poder sobre las mujeres".

"También hay una violencia verbal, y les aseguro que puede existir en los lugares más encumbrados", afirmó ayer la Presidenta. En ese sentido pidió que "recuerden si alguna vez se dijo contra los anteriores hombres Presidentes de todo tipo", lo que consideró como agravios contra ella. "Creo que es una batalla cultural ­agregó­. No sólo tiene que ver con el hecho de ser mujer, sino que esta mujer hace cosas que ponen nerviosos a algunos y algunas".

Cristina Fernández no hizo ayer ningún anuncio acerca de los fondos con los cuales debe implementarse la ley. Ésta otorga amplias facultades al Consejo Nacional de las Mujeres (CNM), con una planta técnica de sólo 28 personas, y un presupuesto exiguo que para 2010 no incluyó ninguna partida destinada a aplicar la ley. Las falencias estructurales del CNM fueron puntualizadas en sendos informes alternativos presentados recientemente por quince organizaciones civiles ante una comisión de la ONU.

Según uno de ellos, elaborado por ELA y ADC entre otras asociaciones, el CNM "carece de un fuerte liderazgo a nivel nacional, así como de recursos humanos y económicos suficientes para llevar adelante políticas concretas, ya que no son destinatarios de fondos suficientes que el Estado Nacional debe aportar para la aplicación de la ley".

No será posible ponerla en práctica sin destinar recursos económicos y humanos, ya que la ley apunta a modificar las conductas sexistas de manera transversal, desde la escuela, en el trabajo, en los medios, en los centros de salud, en la Policía y en los servicios de justicia. Esos recursos también son necesarios para articular todas las políticas públicas, incluida una línea telefónica gratuita nacional, que funcione todos los días del año, las 24 horas.

 

Otros proyectos en Diputados
Las comisiones de Legislación Penal y de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia de la Cámara de Diputados están analizando proyectos para extender el agravante de homicidio calificado por el vínculo a otras relaciones intrafamiliares. En la actualidad sólo se aplica al asesinato del cónyuge, los padres o los hijos, y se pena con prisión perpetua. Pero implica una pena sensiblemente menor para los autores de la mayoría de los femicidios, cometidos contra la novia o ex novia, la concubina o ex concubina, y la ex esposa.

El agravante podría extenderse también a hermanos, hijastros, hijos y padres adoptivos.
 

http://www.clarin.com/sociedad/meses-sancion-reglamentaron-violencia-genero_0_301769914.html  

 


Volver